La sequía empieza a dejar sin agua los pozos de las parcelas de Córdoba

Parcelaciones en El Higuerón | TONI BLANCO

La sequía de los últimos meses ha comenzado a dar serios problemas en los pozos de las parcelaciones de Córdoba, algunos de los cuales ya han empezado a quedarse sin agua. En parcelas de la zona de El Higuerón y también en Las Quemadas, se ha advertido que hay pozos de los que ya es difícil surtirse.

Vecinos de estas zonas ya lo han confirmado y han trasladado la situación al Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC). Su presidente, Juan Andrés de Gracia, asegura que la previsión es que “la problemática sea generalizada ya en la segunda quincena de agosto. Los pozos están bastante mal”.

Miles de viviendas en parcelaciones alrededor de la ciudad y en la Sierra cuentan con un pozo, que manan el agua de los acuíferos naturales de Córdoba. De ellos, los vecinos se surten para consumo, higiene y riego. La sequía está haciendo que algunos ya no tengan agua, con las consecuencias para los vecinos que viven en estas viviendas. “Hay fuentes públicas a las que ir a coger agua, pero no en todas las parcelaciones hay una red de abastecimiento cercana ni fuentes”, advierte.

De Gracia recuerda que las últimas lluvias sobre Córdoba fueron apenas comenzado el mes de mayo. “Desde entonces no ha vuelto a llover. A eso se une que la gente se ha ido más a las parcelas. Falta la lluvia por un lado y, por otro, crece el consumo de agua que se está haciendo. Esto está llevando a que ya sepamos que hay algunos pozos con problemas”, reitera. “Va a ser complicada la situación para el consumo de agua” en estas zonas.

En El Higuerón y Las Quemadas ya hay viviendas que lo están sufriendo. La problemática afectará de una u otra manera a cada pozo, en función de su profundidad y características. “En un principio, cuando un pozo empieza a dar problemas, se puede hacer alguna obra de urgencia, se ahonda más... Pero a estas alturas va a haber un problema serio”. Además, precisa, las altas temperaturas que está sufriendo Córdoba con una ola de calor que ha batido récords de jornadas consecutivas por encima de los 42 ºC, produce una mayor evaporación del agua y “todas esas circunstancias llevan a prever una situación complicada para final de agosto”, mucho antes de que llegue la época natural de lluvia.

“Estamos hablando de miles de pozos abiertos. Cada parcela suele tener uno, aunque hay algunos comunitarios”. Pozos que “se pueden hacer con el permiso de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) pero que en otros casos no tienen permisos”, recuerda De Gracia.

De momento, los problemas de sequía en los pozos se han detectado en parcelaciones junto a la ciudad. “En la Sierra no hay problemas de momento, habitualmente es donde más agua hay. Pero sí se aprecia en la Sierra un consumo mayor, una mayor cantidad de gente que se ha ido a vivir allí casi definitivamente, en la época post Covid o al menos en estos meses buscando el frescor. Y los niveles del agua que se está sacando son altos”. Una sobrexplotación de los acuíferos naturales que, si no ya a la extracción para consumo humano, “sí está acarreando algún problema de carácter medioambiental”, como es que los arroyos de la Sierra estén secos.

Coger agua de las fuentes públicas

En las zonas donde los pozos ya han empezado a experimentar signos de sequía, los vecinos solo tienen como única solución a corto plazo la de acudir a las fuentes públicas que hay en las parcelaciones, “que están pensadas para coger agua para beber e higiene personal”, lo más indispensable.

Pero desde el Consejo del Movimiento Ciudadanos advierten que hay zonas donde no cuentan con estas fuentes: “Se trata de la zona de Las Quemadas, donde las parcelaciones están pegadas al río y a la autovía. La red de abastecimiento va hacia los polígonos pero no pasa cerca de las parcelaciones”. En estas zonas, carentes de fuentes, si los pozos se secan, “la única solución es comprar agua embotellada”.

Ese es el horizonte que pinta para las parcelaciones, “una realidad que se va a ir agudizando, un problema a más con este calor intenso y la falta de lluvia”, advierte De Gracia, que desde el Consejo del Movimiento Ciudadano ya está teniendo reuniones con vecinos de las parcelas precisamente para abordar cómo pueden acabar teniendo servicios básicos como es el agua de la red municipal y dejar de depende de los pozos.

Etiquetas
stats