Entrevista

Miguel Ruz: “Hay mucho machismo y desigualdad de género en el empleo”

Miguel Ruz, delegado de Empleo en la Diputación de Córdoba.

El delegado de Empleo de la Diputación de Córdoba, Miguel Ruz, ha presentado la situación de empleo y desempleo en la provincia. Además, ha explicado los distintos programas que desde la institución ofrecen a los distintos sectores de la población y ha dado su valoración de las diferentes problemáticas actuales como los altos costes y la guerra en Ucrania.

PREGUNTA: ¿En qué situación se encuentra el empleo en la provincia?

RESPUESTA: Es muy dispar porque empleo y desempleo van siempre relacionados con las comarcas, con la estacionalidad y las campañas de recogida de productos hortofrutícolas y agrícolas; también está muy relacionado con la actividad económica que hay en unas comarcas y en otras. No es lo mismo el Guadiato que la Campiña Sur, donde hay municipios más dinámicos, más población y más centros empresariales y de emprendimiento como son Montilla, Lucena, Montalbán o Cabra; a diferencia de pequeñas poblaciones más dispersas y afectadas por el desmantelamiento de la minería, por ejemplo. Las campañas de recogida de aceituna o naranja condicionan mucho también, en municipios como Doña Mencía o Nueva Carteya hay luego períodos de inactividad, de desempleo e incluso de emigración buscando esa bolsa de trabajadores y trabajadoras otras zonas como temporeros hasta la nueva reanudación de una nueva campaña de aceituna. Por tanto, es muy dispar el empleo en la provincia, afortunadamente, en los últimos años han ido surgiendo empresas que es donde queremos incidir desde el área de empleo, potenciar el mundo rural para incentivar la creación de mediana y pequeña empresa y crear un tejido de trabajadores y trabajadoras que estén en desempleo o pueden encontrar una nueva vía de futuro a través de la creación de pymes fomentando la economía circular.

P: ¿De qué manera lo vais a llevar a cabo?

R: Este martes, por ejemplo, hemos presentado entre algunas medidas la formación de la Escuela de Empresas que se ha concentrado en ocho y pretendemos ampliarlo a otros dos municipios, como mínimo. En estos municipios se formarán a un máximo de 10 personas, no solo del municipio sino de la comarca o de cualquier punto de la provincia, donde en un periodo de tres meses una persona adquiere unos conocimientos básicos y rápidos para poder montar su pequeño negocio, empresa o fábrica. Aprenderán a relacionarse con proveedores, materias primas, saber las triquiñuelas mínimas para saber desenvolverse sin tener una formación. Adquirir conocimientos de contacto con otras personas que piensen de la misma manera, para poder montar un pequeño negocio y así crear riqueza en el municipio.

P: ¿No hace falta tener ningún tipo de formación para acogerse a este programa? ¿Para que público está dirigido?

R: No, no hace falta. Está dirigido a todo tipo de público de 18 años para adelante esté o no desempleado.

El segmento femenino es importantísimo para combatir el despoblamiento, que esas mujeres encuentren posibilidades

P: Esto es algo importante ya que los jóvenes sufren el desempleo, pero también hay personas con una edad más avanzada a la que esta le supone un problema para encontrar trabajo.

R: Hay que destacar que en la última edición en la visita a los diferentes municipios prácticamente el 100% de las personas que estaban inscritas eran mujeres, tan solo había un chico en Ochavillo del Río. Estas mujeres estaban en una media de edad entre los 30 y los 50 años e incluso tenían formación académica media alta, en algunos de los casos, pero desempleadas y que empezaban a tener responsabilidades familiares, económicas. El segmento femenino es importantísimo para combatir el despoblamiento, que esas mujeres encuentren posibilidades para arrancar desde un pequeño comercio hasta una fábrica. Eran proyectos de empresa fomentados por los profesores, la academia pero participando exclusivamente mujeres lo cual nos llena de satisfacción

P: ¿A qué problemática hacen frente estas mujeres?

R: Esto es un indicador claro de que hay mucho machismo y desigualdad de género en el empleo. Repito que no eran mujeres analfabetas, sino que estamos hablando de personas bien formadas académicamente y, sin embargo, estaban fuera de juego. Por tanto, esto son vías para volver a reenganchar a esa gente y el aprovechamiento social y económico de estas personas. Por el simple hecho de ser mujer no pueden quedar fuera de juego, al contrario. Los trabajos menos cualificados son más fáciles para la contratación de los hombres más como la construcción o la recolección, aunque sean temporales, en ese periodo tienen ocupación pero la Escuela de Empresas quiere sembrar a medio largo plazo y sentar unas bases de empleo femenino, rural y combatir el despoblamiento.

En más de un 90% de los casos de la gente contratada con el programa Más Empleo se queda de manera indefinida en esa empresa

P: Mencionando el despoblamiento ¿Qué pueden hacer los propios ayuntamientos para combatirlo?

R: Los ayuntamientos no pueden tener más carga, pero en mayor o menor medida son los que más hacen por el empleo porque saben dónde atacar esa precariedad y esas necesidades sociales en cada barrio o en familias concretas. Los ayuntamientos tienen su colchón social para atender las necesidades y para crear empleo. Desde Diputación el Plan de Mayores de 45 años ayuda a gente con una edad, pero también con una experiencia a que sean contratados por los ayuntamientos en cualquier ámbito municipal desde el administrativo hasta el laboral. Pero también pondremos en marcha el programa Menor de 45 años -que antes era llamado Tu primer empleo- que antes era hasta los 30 años, pero hemos visto que la franja de 29 a 45 años también necesitan recursos. Hay gente bien formada, que ya son padres o madres, y que tienen que tener la oportunidad. Por eso, Tu primer empleo lo hemos reconvertido lo hemos dotado con más recursos económicos y se seguirán contratando como mínimo dos personas por ayuntamiento menores de 45 años. Aparte cada consistorio en función de sus posibilidades y su presupuesto tienen también sus planes de empleo locales para atender la problemática del desempleo.

P: Para los más jóvenes que acaban sus estudios y están un poco perdidos y no saben a dónde acudir ¿por dónde pueden orientarse?

R: Desde Diputación y el área de Empleo tenemos el programa Aula Mentor que se subvenciona con 48 euros para impartir formación de más de 100 cursos de todo tipo. El joven puede hacer cuantos cursos quiera. Con la llegada de la pandemia era una formación minoritaria al suprimirse la formación y cursos en el extranjero se pudo llevar ese dinero para el Aula Mentor para mucha gente que incluso desde casa podía formarse, principalmente buscando el segmento joven que aun estando formado necesita ese tipo de cursos más concretos para ciertos trabajos y que se les abra más posibilidades.

P: ¿Tienen con este algún tipo de opción a ser contratados por empresas?

R: Sí, y también pueden acogerse al Programa Más Empleo donde hemos aumentado hasta 360.000 euros la dotación para subvencionar a empresas por 6.000 euros para contratar a desempleadas o desempleados, con esto le sale casi gratis a la empresa tener a una persona contratada los seis primeros meses. Y normalmente son personas que ya vienen formadas por lo que a la empresa le viene bien porque no tiene que formarlos de cero. Además, en más de un 90% de los casos de la gente contratada con el programa Más Empleo se queda de manera indefinida en esa empresa, esto nos llena de satisfacción. Por eso, por este éxito lo hemos aumentado en este año para que sean más empresas las que tengan la oportunidad de acceder a esta subvención porque luego sacaremos del desempleo a mucha gente.

P: Volviendo al principio de la entrevista donde hablaba del trabajo en el campo ¿Cómo puede afectar la situación actual a estos sectores y cómo ven el futuro del empleo en la provincia?

R: A día de hoy con mucha incertidumbre. Todos queremos pensar que las aguas revueltas tienen que volver a su cauce, el cuándo no se sabe. Igual pensamos que la pandemia serían 3 semanas la hemos tenido dos años, pero esperemos que esto no pase con la situación actual. Que está afectando negativamente es evidente porque un agricultor no puede pagar el precio del carburante al que lo está pagando porque a su vez no le pagan lo que produce al precio que equivale con los costes de producción. En la zona norte de Córdoba, en la zona de influencia Covap a los vaqueros no les pagan la leche o difícilmente llegan a los costes con respecto a los de producción de piensos, carburante y electricidad. En todo esto hay mucho engaño con la especulación y es lamentable que estén haciendo tanto daño a los agricultores y ganaderos de la provincia, y también a los trabajadores de la construcción. Teníamos un escenario precioso con unos meses venideros de despegue de la economía, y aunque todos queremos pensar que esto sea pasajero, el daño lo va a producir.

Etiquetas
stats