El Defensor urge al Ayuntamiento a recuperar el alumbrado de Miraflores

Parque de Miraflores sin luz

El Defensor del Pueblo de Andalucía Jesús Maeztu Gregorio de Tejada ha urgido a través de un informe al Ayuntamiento de Córdoba a que instale un servicio de alumbrado público en el parque de Miraflores. Maeztu ha atendido una queja presentada ante su departamento en el año 2020 y a través de la que ya se ha dirigido al Ayuntamiento. El Consistorio, a través del servicio de Alumbrado Público, respondió al Defensor, pero sus argumentos no le han convencido en absoluto.

En concreto, desde que se inauguró el parque de Miraflores en el año 2003 y hasta la actualidad, ha habido problemas con la iluminación nocturna. En un extenso informe remitido al Defensor, Alumbrado Público defiende que el alumbrado de este parque público ha sido objetivo de numerosos y constantes robos, además de actos vandálicos. Así, sostiene que en el año 2010 se repuso parte del alumbrado a través de los fondos FEIL. Y que el dinero consignado fue insuficiente, pues los daños eran peores a los inicialmente previstos. La zona se inundó también por una crecida del Guadalquivir que acabó por inutilizar el sistema. De hecho, las obras concluyeron el 20 de diciembre de 2010. Apenas dos semanas después, se denunció el robo de 300 metros de cableado y de 38 luminarias. Apenas días más tarde “se continuó robando” y los cables se quedaron “desnudos en tensión”, por lo que regresó la oscuridad a la zona.

Alumbrado Público propuso que el alumbrado de Miraflores fuese a través de farolas solares, menos atractivas para los delincuentes “al carecer de elementos accesibles a nivel de suelo”. Eso sí, un primer expediente no se inició hasta el año 2017. Entonces, un contrato de unos 200.000 euros permitió instalar 68 farolas. Pero desde ese año quedó pendiente continuar con la iniciativa para devolver la iluminación a todo el parque de Miraflores.

El Defensor asegura que “la ausencia de actuaciones conocidas por parte del Ayuntamiento supone grandes problemas de seguridad pública para los vecinos de la zona, debido a la ausencia de alumbrado público”. Y ante ello, asegura que el alumbrado público es un “servicio mínimo obligatorio en los municipios”. “El Ayuntamiento debe prestar y garantizar el servicio de alumbrado público en el parque de Miraflores”, sostiene Maeztu.

Además, asegura que en el presupuesto municipal el Ayuntamiento debe incluir en el capítulo de gastos corrientes y en el de inversiones reales dinero suficiente para que se recupere el alumbrado público en Miraflores sin más dilación que el siguiente ejercicio.

El Defensor concluye su informe con una recomendación: “Sin nuevas demoras, que Alcaldía dé instrucciones a los servicios técnicos municipales para que se dote del alumbrado público necesario al parque de Miraflores al respecto que demanda la ciudadanía”.

Etiquetas
stats