Del Lado Oscuro al uso noble de la Fuerza

Miembros de la Legión 501 Star Wars saludando a niños en el Día de la Familia de la Clínica CIP | MADERO CUBERO

Representan lo peor del universo. La maldad les guía en sus actos, es su identidad. Aunque eso ocurre "hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…". En ésta, la real y desde hace unos años -que no son pocos-, olvidan la destrucción y el terror como armas para ostentar el poder. Pasan del Lado Oscuro al uso de la Fuerza por una causa noble. O más bien, por cualquier causa noble. La sonrisa de un niño, por ejemplo, bien vale el cambio de condición. Si no, que le pregunten al mismísimo Darth Vader. Hasta él participa de las acciones solidarias que, cada vez con más asiduidad, realiza la Legión 501 en Córdoba. El mundo de Star Wars, esa saga que es de culto desde fechas casi inmemoriales, trasciende al verdadero para mostrar el perfil más humano de quien, en presencia y por imaginario popular, parece no tener una mínima traza de Humanidad.

"La última vez que fui al Hospital Reina Sofía vi a una chica muy mala. Entré y me vio vestido de soldado imperial, y sonrió. Justo después, la madre salió felicitándome y agradecida, porque decía que hacía meses que no veía la sonrisa de su hija", explica un miembro cordobés de la asociación a nivel mundial. Prefiere guardar el anonimato por una sencilla razón: "No lo hago para darme a conocer". Es médico, y seguidor del universo que creara a finales de los setenta -del siglo XX- George Lucas. Como él, con su pasión por Star Wars, hay millones de personas en el planeta Tierra. Pero sólo son 10.000 quienes dedican tiempo y dinero a ello y, lo que es más importante, a ayudar en causas que lo merecen. Pertenece a la 501st Legion – Spanish Garrison, facción española de un club a nivel internacional que tiene la solidaridad por bandera más que la construcción de un terrible Imperio.

Nacido en 2004, el colectivo en España cuenta con alrededor de 550 integrantes. Del total, 14 dan vida a los más malvados personajes de Star Wars en Córdoba. Lo hacen, como en cualquier otro lugar del planeta, por motivos solidarios. Sólo cambio de agua para combatir la sed que les generan sus vestimentas. El organismo, en aspecto global y local, se apoya en dos pilares básicos. "Nos gusta intentar recrear con completa exactitud los trajes que se utilizan en la saga. No se les puede llamar disfraces, son réplicas cinematográficas. Y tienen un valor medio de 3.000 euros. Después, en vez de dejar los trajes en casa les damos un uso siempre social. Sólo hacemos actos benéficos, siempre sin ánimo de lucro, y contando con el permiso de Disney y Lucasfilm", expone este soldado imperial. En esa relación, también acuden a eventos promocionales a petición de las productoras.

Como ejemplo baste la participación de los integrantes de la Legión 501 en un acto de este sábado. Con el fin de dar a conocer su labor, el Centro Integral Pediátrico (CIP) de Córdoba organizó un Día de la Familia, del que también hizo partícipe a Sonrisa de Lunares. Ésta es una asociación, de sobra conocida, que trabaja para mejorar la vida e integrar a personas enfermas, principalmente niños, que carecen de recursos para ello. Y allí estuvieron los miembros de la milicia malévola para arrancar sonrisas a los más pequeños. Aportaron, como hacen muchas otras veces, un inmenso granito de arena con su simple presencia. Al igual que con Autismo Córdoba y otros colectivos o en los hospitales Reina Sofía, San Juan de Dios y de Cruz Roja cada Navidad. El Lado Oscuro es asunto de "hace mucho tiempo".

Porque la generosidad es su vínculo entre sí y con los demás. Nada que ver con eso que ocurriera "en una galaxia muy, muy lejana…". La duda surge en esa relación de concepciones. Si la finalidad es buena, ¿por qué elegir personajes temibles? "Tiene dos funciones. Por un lado, redimir a las fuerzas negativas haciendo cosas positivas. Por otro, porque al final es mucho más llamativo el malo. Darth Vader, por ejemplo, es un icono", expresa en este sentido el soldado imperial cordobés. Al respecto recuerda, además, que "el eslogan en Estados Unidos es ‘Los chicos malos haciendo cosas buenas’". Y no son pocas las que hacen. Sin ir más lejos, en Córdoba regalan alegría, y quizá una buena dosis de esperanza, a pequeños enfermos de cáncer. "El gasto (de los trajes) se paga con que un niño sonría. Hay niños que nos han seguido de la mano y con el suero puesto en Oncología. Es una mezcla de sentimientos muy dura, pero todo el dolor que se pasa por dentro se recompensa simplemente con que un niño te dé la mano", indica quien habla desde el noble uso de la Fuerza de un villano.

La Legión 501 actúa en Córdoba hace casi dos años, "activamente con el Banco de Alimentos, con Sonrisa de Lunares, con Autismo Córdoba". "Para nosotros siempre es un placer, es una cosa completamente altruista", señala el desconocido soldado del ejército imperial. Y en muchas ocasiones, Disney no sólo da su permiso sino que les ofrece objetos o juguetes para regalar. Los más pequeños, por cierto, son primordiales en sus acciones: "Siempre intentamos que los actos tengan relación con los niños, con algo que les pueda beneficiar". "La gente se asombraría de la cantidad de recursos económicos que mueve esta asociación a favor de otras", destaca el generoso malo anónimo.

Su aportación a la sociedad es suficiente para combatir prejuicios, por otro lado. Al fin y al cabo, lo diferente suele resultar incomprendido. "Hay gente que te cataloga como un friki, pero esto es una afición como otra cualquiera y pierde todo su frikismo cuando la gente entiende o ve que a lo que nos dedicamos es a apoyar a asociaciones", dice el soldado imperial de la Legión 501 en Córdoba. "Hay de todo. La media de edad está en torno a los 45 años, que vive de la trilogía original. Dentro de esa media tienes de todo: profesores de universidad, científicos, autónomos o comerciales. Nos une el amor a Star Wars y, sobre todo, a acciones solidarias", agrega en este sentido. Sólo existe un requerimiento indispensable: jamás descubrir la cara, lo cual solicita también Disney "para no romper la magia". En realidad, ésa es una de las normas que exige la gigantesca productora para el comportamiento de los miembros del club.

Etiquetas
stats