Un juzgado abre diligencias sobre la ayuda de 12 millones a Urende

Local principal de Urende en la avenida del Aeropuerto, poco antes de cerrar | MADERO CUBERO
La Agencia IDEA asegura que la compañía podía acceder a los fondos Jeremie, aunque estuvieran orientados preferentemente a pymes

Un Juzgado de Instrucción de Sevilla, el número cinco, ha abierto diligencias de investigación sobre los fondos Jeremie, que afectan de lleno a una ayuda de 12 millones de euros que percibió la multinacional cordobesa Urende cuando ya atravesaba grandes problemas económicos. Según han confirmado distintas fuentes judiciales a este periódico, el Juzgado ha decidido iniciar la investigación después de un informe de la Policía Nacional en el que cuestionaba el sistema decidido por la Junta a la hora de conceder este tipo de fondos, nutridos desde la Unión Europea.

El programa Jeremie Andalucía fue firmado por la Junta en el año 2009 y dotado con 235 millones de euros para facilitar el acceso a la financiación de las pymes de la comunidad autónoma. No obstante, y según el informe policial, el grueso de la inversión fue a parar a grandes empresas, algunas ya en graves problemas financieros y que han acabado quebrando e incluso desapareciendo, como es el caso de la cordobesa Urende.

No obstante, la Agencia IDEA ha remitido un informe al juzgado que investiga estos hechos, tras el informe policial, en el que trata de desmontar la tesis principal. Así, afirma que Urende, pese a ser una multinacional, sí que podía recibir ayudas económicas de los fondos Jeremie, aunque reconoce que los mismos estaban orientados de forma prefente a las pequeñas y medianas empresas.

Los agentes han iniciado la investigación tras prácticamente concluir las diligencias del caso Invercaria. Así, han llegado a una respuesta parlamentaria a preguntas del PP que ofreció el exconsejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empresa Antonio Ávila en el verano de 2010. En la respuesta, afirmaba que a esa fecha ya se habían concedido un total de 17 ayudas a empresas por un importe total de 62 millones de euros. El consejero estimaba entonces que esas empresas iban a movilizar una inversión total de más de 200 millones de euros. Muchas de las compañías no pudieron superar el bache financiero y desaparecieron. De hecho, diez de las 17 empresas regadas con dinero público acabaron en concurso de acreedores.

En la respuesta, el consejero anuncia que se le ha concedido a Urende una ayuda de 12 millones de euros. Los policías de la UDEF consideran que la concesión de esta ayuda fue irregular de partida. Así, la UDEF ha remitido un atestado específico sobre los fondos Jeremie al Juzgado de Instrucción 16 de Sevilla, el mismo que investiga el ‘caso Invercaria’, con un extenso bloque de anexos, entre ellos un informe de la Cámara de Cuentas que ya advertía de irregularidades en dichos fondos. Los agentes señalan en su informe que la competencia para conceder los fondos, si superaban la cantidad de tres millones de euros, era de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, presidida por el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán.

En el caso de Urende, el atestado policial señala que la empresa, propiedad de la familia Sánchez Ramade, no podía haber accedido a la financiación de estos fondos al no tratarse de una pyme, sino de una empresa que facturaba millones de euros anualmente. Urende cerró todas sus tiendas en la Navidad del año 2012, algo más de dos años después de obtener esta ayuda que ahora está bajo sospecha.

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2015 - 07:00 h
stats