Grandes medidas de seguridad por la reunión de la oposición siria

Operativo policíal en Córdoba. | MADERO CUBERO
La llegada de unos 150 activistas moderados y opositores al régimen de Bashar Al Assad en Siria movilizará a 400 efectivos policiales a partir del jueves

Córdoba resuena en el inconsciente árabe desde que hace mil años se fundará el Califato omeya con su nombre. La ciudad es sinónimo de una de las etapas de máximo esplendor de la cultura islámica y su historia está íntimamente ligada al pasado sirio de la dinastía que la gobernó. Los omeyas huyeron de Damasco y recalaron en Córdoba en un momento de guerras civiles y dinásticas. 10 siglos después, otros sirios se van a reunir en la misma ciudad andaluza para buscar una salida a otra guerra civil que enfrenta a una miriada de grupos armados contra el régimen de Bashar Al Assad.

El encuentro de casi 200 activistas moderados obligará a extremar las medidas de seguridad, movilizando a unos 400 efectivos policiales en Córdoba. Está prevista la asistencia del ministro de Exteriores, Manuel García-Margallo, y el secretario de Estado de Exteriores, Gonzalo de Benito.

La reunión está organizada por Casa Árabe -un consorcio dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, la Junta de Andalucía y los Ayuntamientos de Córdoba y Madrid- y promovida por la Universidad de Córdoba. La entidad tiene dos sedes, una en Madrid y otra en Córdoba y ha sido esta segunda la elegida para acoger las reuniones. "El encuentro se vertebrará el jueves y el viernes con encuentros desde las 9.00 hasta las 22.00, en el parador de la Arruzafa", explicaba esta tarde Eduardo López Busquets, director de Casa Árabe. La Arruzafa es un nombre que también es bien conocido por los árabes. "Era el nombre de la finca de Abderramán I, el primer omeya que llegó a Córdoba", ha recordado López Busquets.

En los encuentros, ha señalado el director, Casa Árabe se limita a poner el marco. Las reuniones serán a puerta cerrada y solo integrarán a personal sirio implicado en la negociación. "Va a ser una reunión muy compleja y relevante, pero en medio de un proceso que sigue", dijo López Busquets en relación a la guerra civil que se libra en estos momentos en Siria. Una contienda que enfrenta al gobierno de Al Assad con una heterogénea masa de grupos armados que incluyen desde radicales salafistas cercanos a las tesis de Al Qaeda a grupos moderados y democráticos.

El exvicerrector Manuel Torres, representante de la Universidad de Córdoba, una de las impulsoras de la reunión destacó que la reunión servirá asimismo para visibilizar una oposición moderada y "nada radical, alejada de la imagen de los salafistas que tanto daño le han hecho con acciones como el secuestro de periodistas extranjeros, como el caso de los tres españoles".

Etiquetas
stats