González, sobre las elecciones: “Estoy empadronado en Madrid”

.
El presidente del Córdoba Club de Fútbol contesta a los rumores sobre su posible candidatura a la Alcaldía de Córdoba, que algunos situaban en la misma lista de Rafael Gómez

“Yo estoy empadronado en Madrid”. Cinco palabras. Esta ha sido la respuesta del presidente del Córdoba Club de Fútbol, Carlos González, a la pregunta sobre si baraja o no presentarse como candidato al Ayuntamiento de Córdoba a las próximas elecciones municipales, previstas para el mes de mayo.

En las últimas semanas, desde el entorno del mandatario cordobesista se había filtrado la posibilidad de que Carlos González se presentase como candidato a la Alcaldía de Córdoba. Fuentes consultadas por este periódico aseguran que el empresario canario había consultado esta propuesta con su entorno económico en la ciudad de Córdoba. Las fuentes aseguran, incluso, que el propietario del Córdoba Club de Fútbol barajaba hacerlo en la misma lista de Rafael Gómez, de Unión Cordobesa, actual líder de la oposición en el Consistorio cordobés.

No obstante, su respuesta deja poco margen a la especulación. González, insisten las fuentes, no tiene previsto cambiar su residencia a Córdoba y tampoco encabezar o formar parte de una candidatura a las elecciones municipales. Las fuentes aseguran que se ha tratado más de un globo sonda que de otra cosa, en un intento por echar un nuevo pulso a los actuales responsables del Ayuntamiento de Córdoba, liderados por el popular José Antonio Nieto.

De hecho, las relaciones entre González y el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento son bastante malas. El mandatario cordobesista ha reprochado siempre que ha podido lo que entiende que es una falta de colaboración del Consistorio cordobés. El presidente del Córdoba CF reclama más ayuda del Ayuntamiento y una mayor celeridad en la cesión del estadio municipal del Arcángel al club que preside.

No obstante, el Ayuntamiento de Córdoba está atado de pies y manos después de que haya sido la propia Comisión Europea la que haya lanzado una dura advertencia a las administraciones públicas españolas y sus ayudas a los clubes de fútbol, que no dejan de ser sociedades anónimas: ni un euro público a una empresa privada como un club de fútbol. La Comisión prohibe taxativamente la cesión de activos públicos, como puede ser un terreno o un estadio, a un equipo de fútbol. En el caso del Córdoba Club de Fútbol, la legislación impide que el Ayuntamiento, propietario del Arcángel, se lo ceda al club a cambio de nada o de alguna aportación simbólica. Fuentes del entorno de González han asegurado que éste ha sido uno de los principales motivos que le ha llevado a sondear la posibilidad de presentarse a las elecciones. Algo que, a día de hoy, parece descartado. Pero sólo parece.

Etiquetas
stats