La Fiscalía eleva a 16 las denuncias por la klebsiella

.
La cifra supone seis casos más que a finales de abril, aunque el Ministerio Público destaca que "desde hace semanas" no se han recibido nuevas denuncias.

Dieciséis. Seis más que en el último balance hecho público a finales del pasado mes de abril. La Fiscalía de Córdoba tiene encima de la mesa y "bajo investigación" dieciséis denuncias por infecciones provocadas por el brote de la bacteria klebsiella en el hospital Reina Sofía de Córdoba y que, según las estimaciones del Defensor del Paciente, ha costado o al menos ha tenido relación con la muerte de trece pacientes desde que comenzaran a hacerse públicos los casos.

"Estamos trabajando en ello y me consta que hay diligencias que están muy avanzadas, pero no vamos a decir más", señaló el responsable de la Fiscalía de Córdoba, José Antonio Martín-Caro, que sí aseguró que en las últimas semanas no se han recibido nuevas denuncias por estos hechos. ¿Existe relación entre el descenso de la atención mediática y el número de denuncias? Martín-Caro prefiere no mojarse, sólo reitera que hace semanas que no se reciben nuevas denuncias. Estas semanas son prácticamente las mismas desde que la Fiscalía decidió frenar el goteo de datos sobre las denuncias recibidas.

La discrección por la que ha optado a Fiscalía de Córdoba sobre este asunto está más que justificada, máxime si se tiene en cuenta que, sea cual sea el resultado de las diligencias de investigación traerá polémica porque las posturas en estos hechos son totalmente divergentes. De un lado, la postura del Defensor del Paciente y de los afectados que encuentran una relación directa entre la infección bacteriana y la muerte de pacientes, o al menos importante y exigen responsables. Del otro, la postura del hospital que siempre ha negado que la bacteria fuera la causante de las muertes.

El razonamiento del hospital se remite a las características de la klebsiella, una bacteria oportunista, presente en el organismo, pero que, ante situaciones críticas o con largo tratamiento ambulatorio con antibiótico pueden mutar y generar resistencia al tratamiento y atacar organismos ya de por sí debilitados por la enfermedad. Sea como fuere, al fiscal le toca ahora posicionarse de uno u otro lado y la decisión, por el momento, no tiene fecha hasta que se concluyan todas las diligencias de investigación y se practiquen todas las pruebas solicitadas.

Las primeras alarmas por el brote de klebsiella en el Reina Sofía se conocieron el pasado me de agosto cuando el hospital reconoció la muerte de un neonato y el aislamiento de otros nueve en los que se detectó esta bacteria. El cruce de acusaciones no se hizo esperar y se recrudeció el pasado mes de abril con un nuevo pico en el que volvieron a aislarse enfermos, ocho, por este brote. En este mes las acusaciones pasaron de la prensa a la Fiscalía que comenzó a recibir denuncias de Defensor del Paciente que cifró en más de una decena las muertes de pacientes afectados por la klebsiella.

Etiquetas
stats