Los empresarios de la naranja plantean un cierre patronal

FOTO: MADERO CUBERO
Los citricultores denuncian ante Asaja que cobran nueve céntimos por kilo cuando el coste de producción está en 15 y el consumidor paga un euro

La situación de los empresarios de la naranja de la provincia de Córdoba es "tan sumamente grave" que han solicitado a ASAJA Córdoba que "planteara la posibilidad de realizar un paro en la recolección de la naranja a nivel andaluz o incluso a nivel nacional, para desabastecer a la distribución, y llamar la atención sobre la importancia y el potencial de los cítricos en Andalucía", según ha informado a través de una nota de prensa esta asociación de empresarios de la agricultura.

Ayer, los citricultores de Asaja se reunieron para hablar sobre los problemas del sector e intentar poner soluciones a la grave situación por la que atraviesa el sector. "Precios por debajo de los costes de producción, por segunda campaña consecutiva, aparte de prácticas comerciales abusivas, suponen una pérdida de rentabilidad de las explotaciones que hace la situación insostenible", apunta Asaja a través de un comunicado.

Las cotizaciones de la última semana de la Lonja de Cítricos de la Cámara de Comercio de Córdoba apuntan una bajada de los precios hasta los nueve céntimos de euro por kilo, por debajo del coste de producción medio en la Vega del Guadalquivir, estimado en 15 céntimos por kilo, mientras que el consumidor sigue pagando en muchos casos, precios por encima de un euro por cada kilo de naranjas. Ante esta situación los citricultores de Asaja Córdoba se reunieron ayer encabezados por el Presidente Ignacio Fernández de Mesa para analizar y buscar soluciones a los problemas del sector.

Durante esta reunión, se concluyó que uno de los principales problemas del sector es la falta de la concentración de la oferta, tanto a nivel de agricultores como de cooperativas y organizaciones de productores. De hecho una de las posibles soluciones que se plantearon, fue la de agrupar a los agricultores en una organizació´n´de citricultores o en una central de ventas que aglutine un volumen suficiente de producción que sea capaz de negociar un precio justo y rentable para la naranja del Valle del Guadalquivir.

Además también se analizaron otros aspectos, como la Ley de la Cadena Alimentaria que actualmente está negociando el Gobierno, y a la que los agricultores le piden que sin mermar la defensa del consumidor, preste más atención al sector primario para evitar maniobras comerciales abusivas como la venta a resultas sin precio previo pactado que causan graves perjuicios y abocan al abandono de las explotaciones.

Actualmente Córdoba tiene más de 11.000 hectáreas de cítricos y emplea a 3.500 personas a lo largo de 6 meses que van desde octubre hasta abril cuando finaliza la recolección, cifras que reflejan la importancia económica y social del sector citrícola en nuestra provincia.

Etiquetas
stats