Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Jueves, 13/06/2024

Así votó Córdoba: 2015

Así votó Córdoba en... 2015

Rafael Ávalos

0

Poco a poco, el recorrido por la trayectoria electoral en clave municipal de Córdoba llega a su punto y aparte. Éste no es otro que los comicios que se celebrarán en unos días, el domingo (28 de mayo). Sucede así al alcanzar la décima cita con las urnas en este ámbito, que tuvo lugar el 24 de mayo de 2015. Al igual que ocurrió en 2011, esta vez coincidió en año la jornada con el proceso al Parlamento, pero de nuevo con este segundo meses después. En concreto, fue en diciembre cuando los españoles votaron en elecciones generales. Y la verdad es que en 2016, en junio, tuvieron que repetir en este sentido. De vuelta al marco local, que es el que interesa en estas líneas, no sólo en la capital y la provincia sino en la totalidad del país comenzó a verse una enorme variación de la realidad política con la aparición de nuevos partidos.

En Córdoba capital ese hecho se comprobó con la atomización del Ayuntamiento. Por norma general, el Consistorio contó con la representación de tres formaciones: Partido Comunista Español (PCE) y después Izquierda Unida (IU), Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Alianza Popular (AP) y luego Partido Popular (PP). Las excepciones se dieron en 1979 y 1987, cuando hubo concejales de cuatro partidos. Una salvedad que volvió a producirse, como ya se vio, en 2011 con la irrupción de Unión Cordobesa (Ucor). Pero esta vez la amplia división de ediles entre fuerzas políticas fue a más y se llegó a seis siglas diferentes en el pleno. Una cifra que se mantendría posteriormente, si bien eso forma parte de otro capítulo de esta historia.

El PSOE accede a la Alcaldía por primera vez

La jornada del 24 de mayo de 2015 resultó histórica al producirse un cambio al frente del gobierno local que hasta entonces nunca se había dado. No porque no hubiera permutas anteriormente sino por el partido cuyo candidato -candidata en este caso- tomó el bastón de mando. Como punto de partida, la participación sufrió un descenso señalado respecto de 2011. Fue de más de seis puntos para situarse en un 57,07%. Y aunque sea repetitiva la aclaración, la alta abstención no perjudicó a la izquierda en Córdoba. Una vez más se desmontó la teoría. Cierto es que el triunfo se lo llevó el PP con un 35,14% del escrutinio a su favor. José Antonio Nieto optaba a la reelección y terminó con 11 concejales, cinco menos que en la legislatura precedente.

La pérdida de más de 28.000 votos y 15 puntos de respaldo fue uno de los efectos del multipartidismo para el Partido Popular. La brecha, por así decirlo, la aprovechó su máximo rival político, que no llegó a serlo en realidad en la capital. Éste fue el PSOE, que por primera vez en la presente democracia se situó como primera opción de las izquierdas. Isabel Ambrosio, que venía de ser delegada del Gobierno en la provincia, fue su candidata. Los socialistas obtuvieron el apoyo de un 20,86% de los cordobeses y siete concejales. Conforme avanzó la noche, y con ella el recuento, quedaba claro que la Alcaldía dependería de pactos. Otro dato importante de estas elecciones es que IU-LV-CA -con Los Verdes-Convocatoria por Andalucía- pasó a ser cuarta fuerza.

Pedro García no pudo terminar con la tendencia descendente de la coalición, que se vio superada por la plataforma participativa Ganemos. Eso sí, la diferencia fue mínima entre ambas formaciones. La nueva recibió un 12,74% de las papeletas y la histórica, un 12,17%. Las dos lograron cuatro concejales. También consiguieron representación Ciudadanos, que se estrenaba, y Unión Cordobesa, que se desfondó. El primero de los partidos contó con el apoyo de un 8,74% de los ciudadanos y el segundo, de un 5,74%. Dos representantes y uno fueron los suyos, respectivamente. A todo esto, Rafael Gómez renunció a su acta días después. Con este panorama, el PSOE cerró un acuerdo de gobierno con IU-LV-CA y Ganemos y se hizo con la Alcaldía de la ciudad por primer vez tras el franquismo. Y desde 1936, cuando el regidor de Córdoba era el socialista Manuel Sánchez Badajoz.

Y en la provincia vuelven a mandar los socialistas

También hubo un cambio en la provincia, esta vez para regresar a la situación previa a 2011. Las elecciones municipales en el conjunto de Córdoba se desarrollaban tras un histórico vuelco, que hizo que el PP fuera la fuerza más votada -aunque no con más concejales en el cómputo global- y el partido que entró en el gobierno de la Diputación Provincial. Los populares habían roto la hegemonía del PSOE desde 1983, pero esta variación apenas duró cuatro años. Porque los socialistas retomaron su posición de superioridad al obtener un 33,44% de los votos. Con la mirada a nivel circunscripción, lograron 406 ediles de los 907 de la generalidad. Ocurrió a pesar de que el registro de participación bajó a un 64,44%.

Por su parte, el Partido Popular recibió el apoyo de un 30,80% de los cordobeses y consiguió 257 concejales. Mientras, IU-LV-CA prosiguió en tercer lugar con un 15,54% del escrutinio a su favor y 144 ediles repartidos por la provincia. Si al PP le afectó en la capital -y también en este ámbito- la aparición de nuevos partidos, en la provincia el principal perjudicado por esta realidad fue el Partido Andalucista (PA). La formación regionalista, que fue capaz de mantener un interesante respaldo en el conjunto de los municipios de Córdoba, sufrió una estrepitosa caída tanto en porcentaje como en cifra de representantes públicos. Con un 2,44% de las papeletas en total, por localidades se quedó en apenas 21 miembros de ayuntamientos.

La modificación del contexto se tradujo en la presencia de hasta cuatro formaciones en el pleno de la Diputación Provincial. De nuevo volvía a ser el PSOE el partido que más escaños tenía. Fueron 12 los que obtuvo, que le fueron suficientes para gobernar en un marco de izquierdas. Porque IU-LV-CA consiguió tres diputados y Ganemos entró con uno. Por el contrario, el PP bajó de los 14 que otorgaron la presidencia a María Luisa Ceballos a diez. El reparto de asientos se selló con el logrado por Ciudadanos. De esta forma, al frente de la institución se situó Antonio Ruiz, quien permanece hasta la fecha -al menos hasta el 28 de mayo-.

Etiquetas
stats