Denuncian irregularidades en la gestión de la Mezquita

Turistas en el patio de los Naranjos | MADERO CUBERO
La Plataforma Mezquita-Catedral Patrimonio critica presuntas carencias en la web y algunas relacionadas con el libro de reclamaciones del monumento | Algunas de las faltas fueron subsanadas tras las denuncias

La Plataforma Mezquita-Catedral Patrimonio de todos ha denunciado presuntas irregularidades en la gestión del principal monumento de la ciudad por parte del Cabildo. La plataforma critica la “ausencia de NIF en su página web [www.catedraldecordoba.es] y de la indicación de impuestos en las entradas”. Asimismo, los denunciantes destacan que “falta de cartel anunciando que hay hojas de reclamaciones”. Algunas de las carencias fueron subsanadas tras las denuncias.

“Aunque es una obligación legal, sólo desde hace escasos días se incluye en la web del Cabildo Catedralicio de Córdoba su NIF y datos indentificativos. Esta y otras infracciones ilegales fueron denunciadas en junio de 2014”, señala la Plataforma.

Como toda empresa, apuntan los denunciantes, el Cabildo está obligado por el artículo 5 de la Ley 15/1999 y el artículo 10.1.a, b y e de la Ley 34/2002 “a incluir en su web un aviso legal que detalle su NIF, registro en el que está inscrito, dirección y datos de contacto”. Son los datos mínimos para identificarse en caso de conflicto en su negocio.

En su propia web se anuncian y venden las entradas de la Mezquita-Catedral. “Aquí, de nuevo podemos encontrar varias infracciones”, afirma la Plataforma. Para empezar, la Plataforma dice que “no se detalla la moneda en que se pagan las entradas y, lo que es más grave, no se concretan qué impuestos se pagan o si está exento de ellos”. Los denunciantes afirman que toda empresa está obligada a cumplir estas precisiones en su web, en base al artículo 10.1.f de la Ley 15/1999 y los artículos 60 y 97.1.e del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

“El Cabildo siempre ha preferido situarse al margen de estas obligaciones, diciendo que las entradas a la Mezquita-Catedral son donativos, ocultando su naturaleza empresarial de forma que sus cuentas son opacas a los ojos de todos”, critican.

En cuanto a la falta de cartel anunciando que hay hojas de reclamaciones, los denunciantes señalan que “la Iglesia está obligada a mostrar en taquilla un cartel indicando la disponibilidad de hojas de reclamaciones, de acuerdo con el artículo 4.1 del Decreto 72/2008, de 4 de marzo”. Este anuncio, prosiguen, “debe encontrarse en un lugar perfectamente visible y legible”. Esta obligación no se ha cumplido hasta su denuncia el 16 de diciembre de 2014, colocándose el cartel al día siguiente. Así se comprobó por el Servicio Provincial de Consumo de la Junta de Andalucía.

El cartel debe mostrarse en un lugar pefectamente visible y legible, presentando además el sello de la Junta de Andalucía. “En lugar de estar así, estaba dentro de la caseta de venta de las entradas. Concretamente detrás del señor que vende las entradas, debajo del aire acondicionado y con una estampa de un Cristo encima, sin sello de la Junta. Sólo se ve si se busca expresamente, y con cierta dificultad por estar tan alejado y por los brillos de los cristales de la caseta”, critican en la Plataforma.

El Cabildo respondió a la Plataforma con un escrito reconociendo que el cartel estaba situado en un un lugar “quizás poco visible”, pero achacó esto a la falta de espacio en los cristales de la caseta por la presencia de otros carteles informadores. El Cabildo subrayaba en su respuesta que había un cartel anunciando la presencia de libros de reclamaciones en la caseta de al lado.

“En la contestación no se menciona que al día de presentar nosotros la denuncia se puso ese cartel visible y con el sello de la Junta, como marca la ley”, critica la plataforma para acabar.

Etiquetas
stats