Contratos indefinidos en peligro de extinción: solo supusieron el 1,48% en diciembre

Un trabajador en plena faena de reparto de bebidas | TONI BLANCO

Sobre el papel, la recuperación del mercado laboral parece evidente, sobre todo a nivel nacional. Pero cuando acercamos la lupa y exploramos entre los pliegues y las costuras de la gráfica, surgen las dudas. En el descenso del paro registrado en toda España y también en Córdoba en diciembre se esconde una tónica que no cesa: la práctica desaparición de los contratos indefinidos. Solo el 1,48% de los 4.256 nuevos contratos realizados en Córdoba el mes pasado fueron de este tipo, mientras que el 98,52% restante fueron de carácter temporal, con todo lo que eso entraña: desde días sueltos a pocos meses.

Con este panorama, la opinión de los sindicatos no puede ser demasiado halagüeña. “A pesar de que el desempleo baja en todos los sectores productivos en nuestra provincia, la mala calidad de los contratos que se generan no nos permite ser optimistas ante el futuro de estas personas que han encontrado empleo en diciembre, ya que mucho nos tememos que cuando acabe la temporada de Navidad y la agrícola se vuelvan a quedar sin empleo”, señala el secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba, Manuel Torralba.

Por su parte, la secretaria General de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, afirma el descenso del paro en la provincia es “un alivio para muchas familias” y aunque la bajada es importante “no se soluciona el problema del desempleo porque la mayoría de los contratos generados, la inmensa mayoría es temporal”. La dirigente sindical reconoce que cualquier bajada del desempleo “es buena” pero advierte de que “no se están adoptando las medidas necesarias para combatir el paro estructural y dar estabilidad al mercado de trabajo en la provincia”.

De la misma opinión es la presidenta de CSIF en Córdoba, Dolores Navajas, preocupada por el hecho de que la provincia ocupe el tercer lugar en España en cuanto al nivel de temporalidad de las contrataciones. “Sólo hay que comprobar que gran parte de los empleos generados en diciembre se han creado en la agricultura (por la campaña de recogida de la aceituna y de los cítricos) y en el comercio (por la temporada navideña), dos sectores con mucha presencia de la temporalidad”, subraya la dirigente sindical.

Comisiones Obreras critica también ciertas prácticas empresariales para evitar costear derechos de los empleados. “En diciembre, por ejemplo, ha subido el paro en la construcción. Esto es por la práctica habitual de dar de baja a los trabajadores en vez de darles vacaciones. Así las empresas se ahorran costes”, lamenta Borrego.

Al sindicato le sigue preocupando profundamente la altísima tasa de paro femenino. De las 70.798 personas desempleadas en la provincia, 41.773 son mujeres, lo que supone el 59% del total y lo que implica que la mayor parte de los contratos generados en diciembre fueron a parar a manos de hombres.

Igualmente, el hecho de que sólo 10.471 de las 70.798 personas en desempleo estén cobrando una prestación contributiva, es decir, generada por haber estado trabajando, es otro dato preocupante para CCOO, que insiste en la necesidad de un cambio de modelo productivo basado en el impulso de la modernización de los sectores tradicionales y el apoyo a nuevos yacimiento de empleo en sectores como la industria o las energías verdes.

Si a estos datos se suma el hecho de que la tasa de desempleo juvenil siga subiendo en torno al 50%, y que las cotizaciones a la Seguridad Social, a pesar de haber subido, sean de mala calidad, en UGT Córdoba entienden “que es bastante complicado que las arcas de la Seguridad Social vuelvan a gozar de buena salud”, termina Torralba.

Etiquetas
stats