Cajasur subasta todas las fincas de 'Sandokán' en la Sierra

Rafael Gómez, en los pasillos del Ayuntamiento atendiendo a los periodistas | MADERO CUBERO
La entidad bancaria realiza una ejecución hipotecaria y el Juzgado saca a subasta bienes por importe de 23,7 millones de euros, que incluyen el gigantesco coto de caza de La Porrada en Trassierra

La finca La Porrada, uno de los principales cotos de caza de la Sierra de Córdoba, fue el refugio de Rafael Gómez Sandokán y de toda su familia cuando los negocios empezaron a torcerse y su nombre comenzó a sonar en la después conocida como operación Malaya. De su interior apenas hay más imágenes que las aéreas o las del Google Maps. Hasta ahora, ha sido el auténtico cuartel general del imperio Gómez que, poco a poco, se está derrumbando. El pasado 29 de julio, el Juzgado de Primera Instancia número cuatro de Córdoba publicó la fecha de la, hasta ahora, mayor subasta de bienes propiedad de Rafael Gómez: todas sus fincas en la Sierra de Córdoba, incluida la famosa Porrá, como así la llaman los lugareños.

En total, el próximo 19 de octubre en los juzgados de Córdoba y a las 12:00 de la mañana se subastarán un total de cinco fincas rurales por un precio de salida mareante: 23,7 millones de euros. Sorprende también la entidad que ha ejecutado y solicitado la subasta: Cajasur Banco. ¿El procedimiento? Una ejecución hipotecaria contra el Grupo de Empresas Rafael Gómez Sánchez y la compañía Mezquita Sur Inversiones, propiedad también del empresario de Cañero. Mezquita Sur Inversiones es la empresa que construyó las famosas naves industriales en la antigua Colecor.

La finca más cara de todos que sale a subasta es La Porrada, que además está dividida en dos, ya que se extiende entre los términos municipales de Almodóvar del Río y Córdoba. En total, uniendo las dos fincas sale a subasta por un precio de 17,8 millones de euros. No consta su superficie exacta, pero se trata de miles de hectáreas de monte en el que hasta ahora se ha practicado la caza, principalmente del ciervo, de manera habitual.

No es la única. Rafael Gómez, a través de sus empresas, era también propietario de otra finca gigantesca, aunque más pequeña que La Porrada: Castropicón. Este inmueble rústico, también dedicado a la caza, sale a subasta por un precio base de 2,56 millones de euros. Además, salen a subasta pública otras dos fincas más, más pequeñas que las anteriores: Cebadera, Calatrava y Godoy, también en Trassierra, por un precio de 1,37 millones de euros; y Valdelahuerta, una zona en la que además de monte hay olivar, avellanar, viña y hasta castaños. Esta última sale a subasta por un precio de 1,9 millones de euros.

La subasta de estos bienes se debe a una ejecución hipotecaria de los mismos. Es decir, ni Mezquita Sur Inversiones ni el Grupo de Empresas Rafael Gómez Sánchez han podido pagar la hipoteca, cuyo importe no ha trascendido, con Cajasur Banco, hoy en poder de Kutxabank.

No se trata del único bien que se le ha subastado a Rafael Gómez, aunque todos los anteriores han quedado desiertos por falta de compradores. Poco antes de las elecciones municipales salieron a subasta varias propiedades tanto industriales como residenciales de Rafael Gómez en el entorno de la Carrera del Caballo. Quedó desierta la puja. Ocurrió lo mismo con otras propiedades de Gómez que subastó el Ayuntamiento, como su casa familiar en Cañero. También desierta. No ocurrió lo mismo con la propiedad de los cines de verano, que han pasado a manos de Esplendor Cinema, también a través de una subasta. Lo que aún queda por salir a puja pública es el epicentro del imperio Gómez: las naves de Colecor.

http://www.slideshare.net/cordopolis/150730081304-0001

Etiquetas
stats