Baquerín cuestiona el uso de la imprenta de la Diputación

Baquerín, en una rueda de prensa en la Diputación | MADERO CUBERO
Reclama, por tercera vez, la fiscalización de las cuentas del servicio, cree que hace competencia desleal a los editores y que “hay un posible uso irregular en beneficio de intereses partidistas e ideológicos”

El diputado de Unión Cordobesa, Carlos Baquerín, presentará en el próximo pleno de la Diputación, previsto para el día 20, una moción en la que reclama la fiscalización de las cuentas y del uso que se le está dando a los servicios de imprenta de la institución provincial, ya que, según el texto de la moción, “desde hace algunos años se pueden apreciar indicios que apuntan hacia una posible utilización irregular de los servicios y de los recursos de la imprenta de la Diputación en beneficio de determinados intereses políticos, ideológicos o partidistas y en perjuicio directo o indirecto de las empresas locales dedicadas a la actividad de imprenta y de edición”.

¿Cuáles son esas publicaciones bajo sospecha? En el texto de la moción, Baquerín señala que “sin tener constancia de la existencia o inexistencia del pago de precio por parte de los beneficiarios”, ya que ha reclamado tres veces sin éxito la documentación “algunas de las últimas publicaciones de la imprenta tienen un dudosísimo interés público”.

Entre estas obra, Baquerín cita los 100.000 trípticos a color y sin depósito legal del “¿Conoces la verdadera historia de la Catedral de Córdoba?” o “Vida Trinitaria y oración contemplativa en San Juan de la Cruz”; “Caritas in veritate y el compromiso por el trabajo y el desarrollo humano”; “San Juan de Ávila. Doctor de la Iglesia”; “El límite trascendido. Pasión y Creación en San Juan de la Cruz”; “Aproximación al Nuevo Testamento”; “Tarjeta de oraciones de Novena a la Virgen de la Cabeza” y la edición “Córdoba Cofrade” sobre la Cuaresma 2014.

Según el texto de la moción, “desde un punto de vista estrictamente legal la Diputación en ningún caso tiene competencia para ofrecer servicios de impresión y edición a particulares sin acreditar un interés público suficiente que permita justificar la conveniencia de una subvención pública otorgada conforme al procedimiento legal establecido” lo que provoca que “existan dudas más que razonables” sobre el uso que se le está dando a este servicio.

Por todo ello, Bauqerín reclama que se cree una comisión mixta que vele por el cumplimiento de la finalidad pública del servicio de imprenta a la vez que reclama una fiscalización de las cuentas y de los trabajos que se han realizado durante el periodo 2011 a 2015.

Etiquetas
stats