El banco reabre la pesadilla del desahucio de una familia

Carmen y Jose Manuel en su piso | MADERO CUBERO
Tras perder por la vía penal el desalojo de una pareja que ocupa una de sus casas, Cajasur presenta una demanda por lo civil

En enero, un juez dictaminó que Carmen Vázquez Camacho y su pareja, José Manuel García, podían quedarse en el piso que tuvieron que ocupar precipitadamente tras quedarse en la calle. Aquella vivienda, vacía desde hacía años, pertenecía a Cajasur, que denunció la ocupación. La sentencia cerraba la vía penal, pero dejaba abierta una posibilidad por lo civil. Y la familia acaba de recibir la demanda civil de la entidad.

No obstante, la defensa letrada de la familia confía en que no prospere. “Ha pasado más de un año desde la ocupación, tiempo máximo que establece la ley para denunciar. Y nunca se hizo por lo civil, siempre se hizo por lo penal y el tiempo ha pasado”, interpreta la abogada María del Mar Jiménez. Pero el miedo ha vuelto a la casa de la joven pareja.

Todos los problemas para Carmen y José Manuel comenzaron hace alrededor de dos años cuando, de repente, se vieron junto con su hija de pocos meses en la calle. Sin apenas recursos y en paro, buscaron un techo bajo el que quedarse los tres. Entonces no lo sabían, pero aquella vivienda de dos habitaciones y 55 metros cuadrados era propiedad de Cajasur y terminaron en los juzgados. En enero se celebró la vista y, en la misma, el juez dictaminó que la pareja se podía quedar.

La pareja cuenta que han podido empadronarse en la casa y que su intención era quedarse allí. Afirma que del banco nunca tuvieron noticias hasta que llegó una notificación judicial. Y se celebró el juicio que, finalmente, ganaron. Y esperan volver a hacerlo.

Etiquetas
stats