El Ayuntamiento agota en mayo la partida para ayudas de emergencia social

.
El Consistorio presupuestó 413.160 euros y ya ha gastado 488.580; la llegada de los fondos para la ayuda contra la exclusión social aliviará la situación

A fecha de 31 de mayo el Ayuntamiento de Córdoba ya ha agotado todos los fondos previstos para ayudas de emergencia social. En total, el Consistorio presupuestó un total de 413.160 euros para hacer frente a estas ayudas de emergencia. A fecha de 31 de mayo ya ha gastado un total de 488.580 euros. La diferencia entre lo presupuestado y lo gastado se está abonando gracias a modificaciones en el presupuesto municipal.

Fuentes del equipo de gobierno han reconocido esta situación y han asegurado que de cara a lo que queda de año se podrá resolver el problema gracias a la llegada de los fondos previstos por la Junta de Andalucía en el decreto contra la exclusión social. Este decreto, y estos fondos, cumplen el mismo objetivo que las ayudas para la emergencia social que dispone el Ayuntamiento.

Las ayudas de emergencia social de que dispone el Ayuntamiento sólo pueden ser disfrutadas por los demandantes durante un máximo de tres meses y su importe depende de las necesidades de la persona que lo solicita. Son distribuidas a través de los centros de servicios sociales de la ciudad y la gran mayoría se destina, principalmente, a la financiación de la compra de alimentos para las personas más necesitadas. En esta partida también se prevén conceptos para abonar facturas de agua y luz a familias sin recursos y en riesgo de que le corten los servicios, el pago de deudas pendientes o la adquisición de ropa y calzado.

Al Ayuntamiento de Córdoba le corresponden 1,2 millones en ayudas económicas del decreto de exclusión social aprobado por la Junta. Este dinero aliviará la situación que se está viviendo en algunos centros sociales donde se han disparado las solicitudes para recibir, precisamente, estas ayudas sociales.

Esta situación fue denunciada por el concejal del PSOE Emilio Aumente, que acusó al equipo de gobierno de “derrochador” al hacer que CajaSur se ahorre más de 150.000 euros en el IBI del pabellón del Parque Joyero, un dinero con el que a su juicio se podría haber dotado a la partida de ayudas de emergencia social. Aumente también criticó el sobrecoste por culpa de los despidos declarados en el Instituto Municipal de Deportes, y calculó que en total el Consistorio ha derrochado 864.000 euros este año que, insistió, podrían haber dotado ese fondo de emergencia.

Etiquetas
stats