¿Se acuerda de la carta-denuncia de Emacsa? Nieto prepara otra

El alcalde, que es presidente de Emacsa, durante la firma de un convenio de la entidad.
La propuesta de misiva dirigida a los abonados vuelve a criticar el canon impuesto por la Junta en 2011 aunque rebaja su carga política

El presidente de la Empresa Municipal de Aguas (Emacsa) y alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, firma una propuesta de carta dirigida a los abonados del servicio de agua en la que se denuncia el canon de mejora que impuso la Junta de Andalucía en 2011. La nueva carta sobre la que se está trabajando irá al próximo Consejo de Emacsa para su aprobación y posterior envío a los usuarios sigue la estela de otra mucho más dura que envió en septiembre de 2011 denunciando el mismo canon.

La misiva hace referencia a la Ley de Aguas de Andalucía. Dicho impuesto es el canon de mejora de infraestructuras hidráulicas y se pensó para sufragar las obras de mejora de los municipios con menos recursos. Emacsa incorporaba entonces una cuota fija de un euro al mes por vivienda más otra variable en tres tramos de consumo y otro especial para industrias.

Aquello no gustó nunca al presidente de Emacsa. Y en vista de un nuevo incremento de las tarifas -que se achaca exclusivamente al cobro del canon del Gobierno andaluz- Nieto manda una nueva carta explicativa. Pero si en 2011 tenía una fuerte carga política y valorativa apuntando directamente a IU y PSOE como culpables de la subida, en el borrador que maneja ahora Emacsa se mantiene el pulso de confrontación pero con una perspectiva más técnica y sin mencionar a partidos. “Para el año 2015 (...) Emacsa no subirá sus tarifas (...) pese a lo cual podrá comprobar un sensible incremento en los recibos como consecuencia de la aplicación del canon de mejora, incrementado e al 100% por imperativo legal”. Sobre este canon, recuerda Nieto en el borrador de la nueva carta, “se ha intentado infructuosamente su no aplicación, máxime dada la difícil situación económica que se viene atravesando con carácter general”.

La nueva carta termina con una excusa. “Nos vemos obligados a hacerle partícipe de esta incidencia, ajena a la empresa, sobre cuya repercusión en las economías domésticas, Emacsa viene arbitrando medidas que aminoran su impacto o permiten que ninguna persona pierda su derecho al suministro de este elemento vital”.

Etiquetas
stats