Blogópolis Blogs y opinión

Sobre este blog

Dice el título de la Universidad de Córdoba que soy Licenciado en Ciencias Químicas, pero la realidad es que no veo la tabla periódica desde antes de que surgiera whatsapp. Mi suerte fue que un director de RRHH de una gran empresa decidió que tenía más perfil de gestor de equipos y comercial que de rata de laboratorio (tampoco le llevó mucho tiempo darse cuenta, algo vería). Así que mi rumbo cambió: dirigir equipos de trabajo, marketing, RRPP o RRII se convirtió en mi rutina en diferentes puntos de Andalucía. Hasta que decidí, en 2011, que estaba cansado de trabajar para un tercero y monté BUMM Eventos, que tras 6 años pasó a denominarse BUMM Projectlab (hay que evolucionar, y no descartó un BUMM a secas). Así que ahora un “químico” de bata dirige una agencia de marketing y comunicación y organización de eventos profesionales para empresas (nada de bodas). Además, como me gustan los retos, en el último año he montado otras empresas, como una franquicia de alimentación o una empresa de servicios de innovación para la industria agroalimentaria, y espero lanzar otro nuevo proyecto en breve. Soy también secretario de Hostetur (Asociación de Hosteleros de Córdoba) y secretario de Horeca (Federación de Hostelería de Andalucía). Así que tengo vivencias para contar, para animarte y para avisarte. Y nos lo vamos a pasar bien. Me encanta aprender de los demás, escuchar a las personas. Soy de los que piensa que en la observación está la información, y en la información está...

Dedica tiempo a aprender

Un estudiante.

0

El concepto aprender es bastante interesante en su definición:

1.   Adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio, el ejercicio o la experiencia."aprender una lengua"

2.   Retener una cosa en la memoria."aprender una poesía"

Todos aprendemos a lo largo de nuestras vidas. Desde aprender a hablar, a leer, a realizar una operación matemática o una labor profesional específica. El ser humano aprendió a cazar, a hacer fuego, a usar las pieles de animales para soportar el frío, podríamos dedicar horas o más bien dias, para cubrir de ejemplos de aprendizaje.

Pero muchas veces tengo la impresión de que llega un momento en el que nos detenemos y ya no queremos aprender más. Como que ya hemos cubierto el cupo de aprendizaje y entonces ya lo sabemos todo. Y eso es un error mayúsculo, enorme! Y sobretodo todo si lo miramos desde un punto de vista profesional. Si pensamos que ya no tenemos que aprender nada más como profesionales, estamos dejando de crecer y mejorar. Los aprendizajes no tienen porque ser lectivos (mediante clase), pueden ser experienciales, y que nos den auténtica sabiduría que nos permite enriquecernos aún más.

Toda esta disertación que os expongo tiene un sentido, y más aún en estos momentos que estamos viviendo con el Covid de por medio, porque no penséis que esto se ha acabado, ni muchísimo menos, esto sigue y va a durar.

Los tiempos empresariales han cambiado, y mucho. Vivimos lo que seguro en el futuro se nombrará como una nueva era. Igual que la revolución industrial supuso un cambio drástico, el Covid también lo es y será un punto de inflexión en comportamientos empresariales, formas de relacionarse entre clientes y proveedores, relaciones personales y un largo etcétera.

Y todo esto lo digo fijándome en mi caso en particular, en cómo están cambiando las relaciones de mi agencia de marketing BUMM con sus Clientes. Algo que estamos aprendiendo a asumir e implementar.

Y casualidades de la vida, escribiendo está entrada, aprendo un concepto que desconocía hasta ahora: “low touch economy”. No tenía ni idea de la existencia del mismo, y es gracias a una conversación con Juan Carrasco, Co-fundador de la Escuela de Negocios Uleadbs (www.uleadbs.com) que aprendo sobre este concepto.

La Low Touch Economy, o la economía de Bajo Contacto, son el nuevo status de la sociedad y economía alteradas por la Covid-19. Su principal característica es que hay muy poco contacto (de ahí el nombre), altas medidas sanitarias, nuevos comportamientos humanos y cambios en las industrias.

La Low Touch Economy llegó para quedarse y definirá las vidas de las personas por lo menos uno o dos años más. Se reflejará en restricciones de viajes, eventos masivos y el aislamiento de grupos vulnerables.

Una de sus consecuencias más cotidianas tiene que ver con la falta de contacto físico: nuestra manera de comprar un helado o pedir la carta en un restaurante ha cambiado.

Como se reflejaba en algunas entradas del sector el pasado año “En realidad, la pandemia no ha hecho más que acelerar una transformación que ya tenía una fuerte influencia en nuestra manera de relacionarnos y que afectaba también distintos sectores económicos. La Low Touch Economy o economía de bajo contacto era ya una realidad que se materializaba en gestos tan cotidianos como la compra a distancia, el pago a través del teléfono móvil o incluso la oferta de formación en línea”.

Lo que me gustaría que analizaras es que la sociedad ha tenido que aprender. Aprender a adaptarse a las circunstancias, como ya hiciera en el pasado. Pero y tú, dedicas tiempo a aprender? Yo intento hacerlo a diario, creo que mientras mas podamos aprender mejor podremos reaccionar ante las situaciones que esta nueva “low touch economy” nos traiga.

Sobre este blog

Dice el título de la Universidad de Córdoba que soy Licenciado en Ciencias Químicas, pero la realidad es que no veo la tabla periódica desde antes de que surgiera whatsapp. Mi suerte fue que un director de RRHH de una gran empresa decidió que tenía más perfil de gestor de equipos y comercial que de rata de laboratorio (tampoco le llevó mucho tiempo darse cuenta, algo vería). Así que mi rumbo cambió: dirigir equipos de trabajo, marketing, RRPP o RRII se convirtió en mi rutina en diferentes puntos de Andalucía. Hasta que decidí, en 2011, que estaba cansado de trabajar para un tercero y monté BUMM Eventos, que tras 6 años pasó a denominarse BUMM Projectlab (hay que evolucionar, y no descartó un BUMM a secas). Así que ahora un “químico” de bata dirige una agencia de marketing y comunicación y organización de eventos profesionales para empresas (nada de bodas). Además, como me gustan los retos, en el último año he montado otras empresas, como una franquicia de alimentación o una empresa de servicios de innovación para la industria agroalimentaria, y espero lanzar otro nuevo proyecto en breve. Soy también secretario de Hostetur (Asociación de Hosteleros de Córdoba) y secretario de Horeca (Federación de Hostelería de Andalucía). Así que tengo vivencias para contar, para animarte y para avisarte. Y nos lo vamos a pasar bien. Me encanta aprender de los demás, escuchar a las personas. Soy de los que piensa que en la observación está la información, y en la información está...

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2021 - 05:00 h
stats