Blogópolis Blogs y opinión

Sobre este blog

Dice el título de la Universidad de Córdoba que soy Licenciado en Ciencias Químicas, pero la realidad es que no veo la tabla periódica desde antes de que surgiera whatsapp. Mi suerte fue que un director de RRHH de una gran empresa decidió que tenía más perfil de gestor de equipos y comercial que de rata de laboratorio (tampoco le llevó mucho tiempo darse cuenta, algo vería). Así que mi rumbo cambió: dirigir equipos de trabajo, marketing, RRPP o RRII se convirtió en mi rutina en diferentes puntos de Andalucía. Hasta que decidí, en 2011, que estaba cansado de trabajar para un tercero y monté BUMM Eventos, que tras 6 años pasó a denominarse BUMM Projectlab (hay que evolucionar, y no descartó un BUMM a secas). Así que ahora un “químico” de bata dirige una agencia de marketing y comunicación y organización de eventos profesionales para empresas (nada de bodas). Además, como me gustan los retos, en el último año he montado otras empresas, como una franquicia de alimentación o una empresa de servicios de innovación para la industria agroalimentaria, y espero lanzar otro nuevo proyecto en breve. Soy también secretario de Hostetur (Asociación de Hosteleros de Córdoba) y secretario de Horeca (Federación de Hostelería de Andalucía). Así que tengo vivencias para contar, para animarte y para avisarte. Y nos lo vamos a pasar bien. Me encanta aprender de los demás, escuchar a las personas. Soy de los que piensa que en la observación está la información, y en la información está...

Hoy vuelvo a la Universidad

El seminario.

0

Podría parecer el título de una película de Alfredo Landa, pero no lo es. Esta tarde, gracias a un antiguo compañero de la Universidad (que también lo es del colegio, por cierto) vuelvo a la institución académica. Pero en esta ocasión no para recibir clase, el profesor seré yo. Aunque estoy convencido de que voy a aprender casi tanto como los oyentes.

Hace un mes este antaño compañero de clase y ahora Doctor en Ciencias Químicas, me llamó para proponerme el dar un Seminario a un grupo de Doctorandos de la Universidad de Córdoba. Para el que aun no lo sepa, me licencié en Ciencias Químicas (sí, sí, habéis oído bien). Así que cuando me lo propuso él ya sabía que es lo que quería de mi, y lógicamente no iba relacionado ni muchísimo menos con esta disciplina de la ciencia ni con ninguna otra que estuviera relacionada con la tabla periódica. El doctor Lucena, que me conoce bien, sabía que me motivaría el dar la charla, que sería capaz de encontrar esa “chispa” que en la organización del seminario estaban buscando. Creo que le costó 10 segundo convencerme de darla, o más bien, fui yo el que tardó ese tiempo en decirle que si. No sé decir que no a estas oportunidades, lo reconozco, me encantan. La única pena es que no sea presencial, que es lo que mas me gusta, el poder interaccionar con las personas que asisten.

Así que esta tarde, sobre las 16:00, me pondré delante de ellos. Llevo días preparándola, porque no quiero decepcionar. Y no quiero hacerlo porque este tipo de oportunidades las considero claves, son una ocasión fantástica para contarles cuáles fueron mis errores. Este tipo de seminarios me habría encantado tenerlos en mi época, creo que no se trabajaba bien el que el universitario pueda palpar la realidad del mundo laboral, las dudas que pueda tener, el poder conocer que se va a encontrar en este mundo que hay después de salir de la universidad. Poder contarles donde falle, donde tomé decisiones erróneas, cómo viví esas experiencias, que fue lo que hice para intentar salir de la situación, y un largo etcétera.

No soy ningún gurú, ya lo he dicho muchas veces, pero si he vivido lo suficiente y equivocado más aún, como para poder contar mi experiencia y que les sirva a otros a no caer de la misma forma. O por lo menos, que les ayude y les anime a darse cuenta de que se pueden afrontar este tipo de situaciones.

Por eso la ponencia lleva un título que a más de uno le ha traído reflexiones “el error como fracaso”. No explicaré aquí el porqué de ese título, se lo reservo esta tarde a los chavales, pero si me gustaría que le dieras una pensada. Que opinas? Estás de acuerdo? Tanto si es si como no, me gustaría que justificaras el porqué.

Hace tiempo aprendí que mis errores me ayudan mucho más que mis aciertos. En mi caso, me ayudan de una forma muy curiosa y es que temporalmente avanzo más deprisa. Un error hace que aprenda aún más rápido de la situación vivida que si esa misma situación hubiera sido un éxito. También es verdad que no podemos estar viviendo en un error constante, si eso fuera así hay que pararse y analizar porque desde luego la cosa no va bien.

Hay que huir de motivaciones excesivas, ni frases hechas tipo “si te esfuerzas siempre lo conseguirás” o “seguir que tú puedes”. No, seamos realistas, las cosas no son así. Probablemente nos esforcemos muchísimas veces hasta el Máximo de nuestra capacidad y aún no consigamos el resultado que buscábamos. En esa ocasión, la lectura importante no será entristecernos por no haberlo conseguido, sino saber valorar que en el éxito es habernos esforzado. Y que sino lo hemos conseguido es porque hay algo que ha fallado, deberemos analizar ese fallo y ver si es solucionable o no, ver si hay otros caminos para resolverlo, y así hasta qué encontrar qué hacer. Pero no venirnos abajo y mucho menos automotivarnos llevándonos a un fracaso directo. Si me pongo en un acantilado y empiezo “tu puedes Enrique, vas a volar, créetelo, eres lo más, tú puedes, esfuérzate, venga machote campeón...” tengo claro que al saltar no voy a volar. Pues eso mismo hemos de aplicarnos.

Esta tarde quiero transmitir optimismo, ilusión, experiencia, pero sobretodo que el camino de cada uno debemos dirigirlo nosotros mismos. Y el mejor consejo que les voy a dar es que tengan confianza en ellos, pero sin olvidar que la confianza se basa en 3 pilares fundamentales que no pueden faltar: coherencia, honestidad, competencia.

Coherencia al hacer las cosas

Honestidad en lo que hacemos y decimos

Competencia, desde un punto de vista de capacidad y solvencia.

Si lo aplican en su día a día, en sus trabajos y con ellos mismos, es más que probable que sean grandes profesionales y mejores personas.

Deseando estoy que empecemos. Ya os contaré.

Sobre este blog

Dice el título de la Universidad de Córdoba que soy Licenciado en Ciencias Químicas, pero la realidad es que no veo la tabla periódica desde antes de que surgiera whatsapp. Mi suerte fue que un director de RRHH de una gran empresa decidió que tenía más perfil de gestor de equipos y comercial que de rata de laboratorio (tampoco le llevó mucho tiempo darse cuenta, algo vería). Así que mi rumbo cambió: dirigir equipos de trabajo, marketing, RRPP o RRII se convirtió en mi rutina en diferentes puntos de Andalucía. Hasta que decidí, en 2011, que estaba cansado de trabajar para un tercero y monté BUMM Eventos, que tras 6 años pasó a denominarse BUMM Projectlab (hay que evolucionar, y no descartó un BUMM a secas). Así que ahora un “químico” de bata dirige una agencia de marketing y comunicación y organización de eventos profesionales para empresas (nada de bodas). Además, como me gustan los retos, en el último año he montado otras empresas, como una franquicia de alimentación o una empresa de servicios de innovación para la industria agroalimentaria, y espero lanzar otro nuevo proyecto en breve. Soy también secretario de Hostetur (Asociación de Hosteleros de Córdoba) y secretario de Horeca (Federación de Hostelería de Andalucía). Así que tengo vivencias para contar, para animarte y para avisarte. Y nos lo vamos a pasar bien. Me encanta aprender de los demás, escuchar a las personas. Soy de los que piensa que en la observación está la información, y en la información está...

Etiquetas
Publicado el
9 de febrero de 2021 - 05:00 h
stats