SEXO, PORNO Y MASTURBACIÓN

A continuación desarrollo toda una colección de reflexiones personales sin tapujos sobre todas aquellas experiencias que hacen de nosotros lo que somos: el sexo. Cómo muchas veces las expectativas sexuales de una mujer no encajan con el acto en sí.

Cuando tenía nueve años pensaba que todas las mujeres teníamos un voto de celibato hasta el matrimonio. Creía, sin duda, que permanecíamos vírgenes hasta nuestra noche de bodas. Estaba segura de que, una vez dejara que alguien me penetrase, mi mundo iba a cambiar de forma indescriptible aunque fundamental. No podría volver a abrazar a mis padres con la misma inocencia, y estar a solas conmigo misma adquiriría otro cariz. ¿Cómo iba a poder seguir con mis rutinas después de que alguien hubiera estado husmeando en mis adentros? La idea del coito ME PARECÍA ALGO vergonzoso y asqueroso pero había algo que me atraía sumamente.

A los dieciocho se está en la edad de oro a la hora de "morrear", de "meter mano", explorar y experimentar. Se descubren los cuerpos y llegan los complejos y las inseguridades. Pero seamos sinceras creo que a esas edades disfrutar, disfrutar en lo referente a la penetración… mejor lo dejamos. Hay gente que vive con asco su primera vez o, incluso, el primer beso. Demasiadas babas, demasiada vergüenza, demasiados miedos, demasiadas expectativas en torno al sexo… Recuerdo como en aquella época una multitud de preguntas se agolpaban en mi cabeza… sobre la llamada 'revolución sexual'.

El amor 'siempre' ha ido unido al sexo o así ha sido como nos lo han enseñado desde el mundo de 'lo normal'.

Pero en la adolestreinta todo cambia. Fuera vergüenza y adiós a los mitos y tabúes que no te dejan disfrutar de tu sexualidad. Y es que este es el lastre más grande que tenemos para avanzar. Eres menos insegura con tu cuerpo y te lo conoces al dedillo. Ya no existen prejuicios. Sabes todo lo que te gusta y lo que no porque ya lo has experimentado. Sabes decir NO. Eres más selectiva y has aprendido hasta el sexo tántrico por tutoriales en Youtube. Haces cosas que no te habías atrevido a hacer, tal vez porque se ha perdido el miedo de que te juzguen. Solo dejas que las cosas se den y sucedan. Disfrutar el momento sin plantearte nada. Es únicamente placer. Es la frontera que convierte al resto de los amantes en insulsos e ignorantes.

Para bien o para mal ha sido Samantha Jones en "Sexo en Nueva York" "Sexo en Nueva York"una de las que nos ha enseñado un rol nuevo de mujer: una mujer independiente, exitosa, divertida, segura de sí misma… pero sobretodo, sexualmente desinhibida. Que se enfrenta a la trabas de la vida. Ya no se espera nada de los chorbos (no por androfobia, sino por dejar de creer en los príncipes azules). Se pierde el miedo a cosas como la masturbación y el porno. Se habla de sexo sin tapujos sin rozar la ordinariez – incluso – se lleva la soltería con orgullo y muchas cosas más que nos ayudan a romper con estereotipos de género.

Si no hay una banana disponible. ¡No problem!, tienes una cita con tu Orgasmic rabbit triple vibrador Orgasmic rabbit triple vibrador¡pajéate! Por un lado, estimula tu clítoris, por otro hace lo mismo en tu vagina y por si eso no fuera ya suficiente, tienes un tercer punto de estimulación, los labios vaginales. Además tiene unas perlas que vibran con 6 velocidades diferentes y si tienes en cuenta su tamaño, 22 cm de longitud sin duda va a ser uno de tus mejores amigos hipoalergénicos y antibacterianos. ¡A ver que banana aporta todo eso! En cualquier país más desarrollado cualquier mujer tiene su cajoncito de juguetitos.

Un amigo me confesaba una de las grandes verdades de los tíos. "Cuando un titi ama a una tía NUNCA se masturba pensando en ella". Sería como una falta de respeto a su amada. Ahora ya sabemos que lo que tenemos que preguntar no es "¿cari, me quieres?" sino... "¿cari, te la cascas pensando en mí? Un poco fuerte.

El sexo oral puede hacerte sentir poderosa. La opinión de Samantha sobre el sexo oral no puede ser más clara: "La sensación de poder que te da es muy excitante. Puede que seas tú la que estés arrodillada, pero le tienes cogido por las pelotas". Y sobre todo se "probosexual". Pruébalo todo al menos una vez. ¿Nunca has pensado que cada guarrada que no hagas te morirás sin hacerla y sin saber qué se siente?guarrada

No le tengas miedo al porno y si encuentras el que más vaya contigo en la red puede que sea una herramienta muy potente a la hora de subir la temperatura sola o con él.

¡Acuéstate con quien te apetezca! Un perro, una perra, un gonaní, una zarigüeya... La sociedad siempre juzga de manera diferente a hombres y mujeres (también por sus hábitos sexuales). No permitas que personas que no tienen ni voz ni voto en tus decisiones personales te influyan. Aunque ten presente algunas reglas básicas para salvarte la vida:

  • (Casi) siempre el sexo con un ex- es una idea nefasta. Hay demasiados hombres en el mundo como para repetir con uno que sabes que no te funcionó.
  • No te enamores de tu "follamigo"."follamigo ¿Vas a coger a la única persona de tu vida que está ahí solo para el sexo, sin sentimientos, y presentarlo en sociedad?
  • Preocúpate y céntrate solo en lo que verdaderamente es importante en tu vida . ¡Tus multiórgasmos con cientos de preliminares! 

Y siempre, siempre recuerda la famosa frase:

I love you but I love me more. "Te quiero, pero me quiero más a mí" Samantha Jones.Samantha Jones.

Etiquetas
Publicado el
20 de octubre de 2015 - 22:51 h