Geolocalizando a personas a través de Twitter

.

Son muchas las ventajas que la geolocalización nos aporta cuando la aplicamos en nuestro móvil. En aplicaciones de tipos GPS o mapas resultarán de interés poder indicar rápidamente cuál es el punto de partida de nuestra ruta, con tan sólo usar nuestra geolocalización actual. Para que una App pueda usar la geolocalización previamente tenemos que darle el permiso oportuno, sin este permiso la App no podría (o debería) hacer uso de la funcionalidad de geolocalización de nuestro dispositivo. De ahí la importancia de leer muy bien los permisos que una App va a requerir antes de instalarla.

Los riesgos de usar la geolocalización sin control y de forma exagerada afectan directamente a nuestra privacidad. Un mal uso de esta característica puede revelar por ejemplo el lugar donde trabajamos o vivimos. Os voy a poner como ejemplo Twitter, pero en realidad podría servir para cualquier otra red social.

Cuando damos permiso a Twitter para que utilice nuestra geolocalización, ésta se muestra en cada Tweet (publicación) que lanzamos. Como muestra la siguiente imagen:

En la imagen anterior por razones de privacidad hemos ocultado quién publica el tweet, sin embargo podéis ver en el cuadro rojo su geolocalización, en Córdoba. Bien, ¿realmente esta geolocalización supone un riesgo? Un simple Tweet de este tipo no, pero un atacante podría ver que este usuario tiene activada la geolocalización para Twitter y usar otras herramientas para investigar posibles lugares que frecuente esta persona.

La siguiente herramienta geolocaliza en un mapa todos los tweets de un usuario. Esta información podría dar pistas de dónde vive esta persona o donde trabaja, ya que si os paráis a pensar, ¿desde dónde enviamos la mayoría de nuestros tweets? Desde casa, trabajo o donde estudio. Esto es así.

En este mapa de Córdoba podemos ver geolocalizados los tweets de un usuario que hemos introducido de prueba. Podéis ver que la mayoría de tweets se ubican en una zona definida (puntos verdes y punto central de color naranja), donde se indica la mayor concentración de tweets enviados desde esa ubicación.

Finalmente haciendo un zoom máximo al mapa obtenemos la ubicación exacta desde donde esta persona más ha twitteado. En el cuadro rojo están concentrados la inmensa mayoría de tweets. Todo indica que se trata de dónde vive. Por cuestiones de privacidad se ocultan los nombres completos de las calles.

Así que si tenéis activada la geolocalización en Twitter, cuidado, usadla con cabeza.

¡Hasta la próxima!

Etiquetas
Publicado el
17 de octubre de 2014 - 12:06 h