No es país para payasos...

Hoy no voy a hablar de la resaca electoral de este 26-J, ni de los pésimos datos de participación a los que nos han abocado y que a todos escandalizan menos a algún ministro (ahí lo dejo). No hablaré de política española porque me parece cada vez más extraña la tierra de la que procedo... Al fin y al cabo yo ya me he salido también de la Unión Europea con mi particular "Mexit". Mejor, dejamos esos cuentos y os cuento otro...

Este payaso, cuenta otras fábulas que lejos de ser del lobo y los tres cerditos, ocultan una pesadilla aún peor. La crítica-sátira política del Brozo ha despertado a los mexicanos durante más de 6 años y esta semana emitió su último capítulo. Echen un vistazo y juzguen ustedes mismos si este señor, tras una peluca verde y una nariz roja, cuenta algún chiste o más bien no hay quien enmascare la realidad de este país extraño también llamado México.

No es muy sutil ni un humor sátiro muy refinado pero es de los pocos espacios que quedaban en la televisión mexicana donde se utiliza el recurso irónico para hablar de la actualidad social y política. No existen humoristas tipo Buenafuente, José Mota..., ni revistas como El Jueves o las tiras cómicas del Roto, pero a su manera este señor despertaba las conciencias críticas de un país que más bien está narcotizado por el fútbol y las telenovelas. En fin, guardemos un minuto de silencio por el fin de este Mañanero y por los otros "pepitos grillo" que obligan a callarse a la fuerza en países con leyes mordaza o con otras leyes menos explícitas y más letales aún... Colorín, colorado.

Etiquetas
Publicado el
27 de junio de 2016 - 06:26 h
stats