Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Disyuntiva

Disyuntiva

0

Lennon o McCartney, en caña o en taza, Stalin o Trostki, Abbot o Costello, en caldo o en salsa, García Márquez o Vargas Llosa, azul o rojo, mar o montaña, sepia o choco, Alberti o Lorca, sal o pimienta, Adriá o Berasategui, Betis o Sevilla, Naomi Watts o Charlize Theron, Stones o Beatles, Grecia o Roma, La Ceca o La Meca, limón o naranja, fresa o chocolate, Faulkner o Hemingway, Mezquita o Medina Azahara, Etna o Vesubio, Morente o Camarón, Apollo o Soyuz, De Sica o Rossellini, Mayo 68 o Tiananmén 89, levante o poniente, atún o bonito, AYUSO o CASADO, Yes o Genesis, Astérix o Tintín, Hola o Lecturas, cine o sardina, socialismo o muerte, truco o trato, lonchas o pizquitos, Manch United or Manchester City, Sydney o Camberra, Esteso o Pajares, Nixon o Kennedy, Pili o Mili, barra o mesa, muslo o pechuga, con o sin, avión o tren, Redford o Newman, Beethoven o Mozart, dulce o salado, nudista o textil, Isabel o Fernando, fresco o curado, normal o graso, oliva o girasol, Arruza o Manolete, Adidas o Nike, azúcar o sacarina, Messi o Cristiano, gordos o chicos, Toronto o Quebec, largo o corto, Camilla o Lady Di…

Según el Diccionario de la Real Academia Española, disyuntivo, va es tanto “alternativa entre dos cosas, por una de las cuales hay que optar” como el adjetivo “que tiene la cualidad de desunir”.

Es decir, que la propia definición parece una disyuntiva en sí misma. O no.

Qué cosas.

Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Etiquetas
stats