El hipster de las Fuerzas Armadas

Hace tiempo sus lo advertí.

Pero no creía (ni podía imaginarlo) que se nos iba a ir tanto de las manos.

Hoy todo es hipster: la comida es cuqui, los estropajos tienen forma de fresa, las magdalenas se llaman muffins (en serio, MATAR) y las fotografías sin filtros de Instagram han muerto (la verdad que salís súper guapos, bribones).

Desde escuchar a Las Grecas (porque son lo más) hasta canturrear un jit de El Canto del Loco (porque son lo menos, y nos reímos mucho, nos reímos agitando nuestras barbas al viento MUAHAHAHAHA), pasando por darlo todo con 'La Lambada' o escuchar a Maria del Mar Bonet. No hay fallo. Dirán que es hipster.

Venga, BASTA.

Una invasión que ya carece de base lógica (si es que algún  día la tuvo) y todo el mundo se parece a todo el mundo. Pero mogollón.

Francamente, me parece fetenísimo que cada cuál se atavíe con lo que le parezca oportuno. Ya ves tú. Si estáis cómodos con el chándal de mapaches y tenéis un collar de Polly Pockets (si esto no existe ya, os he soltado una ideaca, ¡animaos chicuelis!), alegría y alboroto.

Pero vamos, es que lo del hipster de las Fuerzas Armadas me ha dejado loca.

Da miedo.

Bueno, no mucho.

En verdad hace risas.

Diréis (o no) "anda que te has currado el post (a mi me sigue sonando fatality esta palabra, pero BAH) tía", pero en serio, mirad el cartel y pensad un minuto (o no, insisto, a vuestro rollo).

En mi defensa diré que esto es muy mágico y no quería dejar la oportunidad de compartirlo con vosotros. Majos.

De mis cosas preferidas de la semana pasada, si no del año.

Total, gracias por esta ahí. En todo.

https://www.youtube.com/watch?v=KXaO3zgaf5Q

No sé a vosotros, pero, pese a que se corta el final, ver la antigua mosca de Telecinco me ha llegado a la patata.

Bravo y viva.

Etiquetas
Publicado el
14 de octubre de 2014 - 09:00 h
stats