La UCO termina la rehabilitación del Instituto Químico para la Energía y el Medioambiente

Imagen de la fachada del Instituto Químico para la Energía y el Medioambiente de la UCO.

La Universidad de Córdoba (UCO) ha concluido la rehabilitación de la sede del Instituto Químico para la Energía y el Medioambiente (Iquema), ubicada en el Campus de Rabanales. El inmueble podrá aglutinar tras su remodelación todo el material y equipamiento científico del que disponen los quince grupos de investigación que lo conforman, además de contar con una infraestructura basada en el ahorro energético y el aislamiento térmico. La rehabilitación ha corrido a cargo de la división de Infraestructuras de Magtel.

Así lo ha indicado la institución universitaria en una nota en la que ha detallado que este proyecto ha contado con una financiación que procede del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Este se ha ejecutado sobre una edificación histórica en la Colonia de San José del Campus de Rabanales, en la que habitaban los antiguos docentes de la Universidad Laboral.

En general, se ha mantenido la estructura existente aplicando pequeñas modificaciones para adaptar el edificio a la normativa vigente y su nuevo uso. Una de las actuaciones más importantes de la infraestructura tiene que ver con el ahorro de energía y el aislamiento térmico, de tal forma que se consiga un uso racional de la energía necesaria para la adecuada utilización del laboratorio.

El edificio proyectado dispone de una envolvente adecuada a la limitación de la demanda energética necesaria para alcanzar el bienestar térmico en función del clima de la ciudad de Córdoba, del uso previsto y del régimen temporal de verano e invierno.

Las características de aislamiento e inercia, la permeabilidad al aire y la exposición a la radicación solar permite reducir en gran medida el riesgo de aparición de humedades de condensación superficiales e intersticiales en la envolvente.

En especial, se ha tenido en cuenta el tratamiento de los puentes térmicos para limitar las pérdidas o ganancias de calor y evitar problemas higrotérmicos en los mismos. Asimismo, la nueva estructura del laboratorio cuenta con una nueva cubierta no transitable; se ampliará la anchura de la escalera existente; se construirá un nuevo ascensor adaptado; se mejorará la accesibilidad, destinada a personas con movilidad y comunicación reducida y, por último, en el acceso a cada planta se colocarán las instalaciones necesarias de electricidad, comunicaciones y gases.

Etiquetas
stats