La Diputación transfiere a los ayuntamientos 126 millones de euros como anticipo de su recaudación

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, en una imagen de archivo

La Diputación de Córdoba, a través del Instituto de Cooperación con la Hacienda Local (ICHL), transferirá a los ayuntamientos un total de 126,23 millones de euros, en concepto de anticipo de recaudación de los tributos municipales correspondientes al presente 2022 que gestiona el ICHL y que equivalente al 80 por ciento del total, habiéndoles abonado ya este mismo viernes “57,89 millones de euros”.

Así lo ha destacado el presidente de la institución provincial, Antonio Ruiz (PSOE), tras autorizar y hacer efectiva a los ayuntamientos de la provincia la transferencia correspondiente durante una rueda de prensa en la que ha señalado que esta acción refleja la apuesta del gobierno provincial que preside “por el municipalismo, por la colaboración y ayuda, especialmente, a los municipios más pequeños, ya que 72,7 de los 126 millones están destinados a municipios de menos de 20.000 habitantes, lo que supone un 57,67 por ciento del total”.

Ruiz ha hecho hincapié en que “la Diputación de Córdoba es pionera en cuanto al volumen de anticipo que moviliza, pues este año alcanza los 126,23 millones de euros, incrementándose un 1,33 por ciento lo anticipado el pasado año”.

“Gracias a esta actuación --ha subrayado-- los ayuntamientos tienen tesorería para no tener que acudir a operaciones financieras y pueden atender las peticiones de sus vecinos. Estamos dando una respuesta útil, fácil y eficaz a sus demandas”.

Todo ello es posible, según ha señalado, “porque trabajamos con agilidad en la gestión económica y porque hemos aprobado los presupuestos para este año antes de que acabe el ejercicio anterior. Además, lo hacemos gracias a una operación de tesorería a corto plazo con Cajasur, por valor de 70 millones de euros”.

El presidente de la Diputación ha explicado también que, “atendiendo a la petición de cada ayuntamiento, el anticipo se abona siguiendo una programación temporal personalizada, por lo que a unos consistorios se le abona íntegramente en enero, a otros en pagos trimestrales o mensuales, o con la distribución solicitada”.

En cuanto a la recaudación del anticipo por conceptos, procede del IBI Urbano un 59,54 por ciento (75,16 millones), del ITVM un 15,73 por ciento (19,85 millones), de tasas y precios públicos un 14,88 por ciento (18,79 millones), del IBI Rústico el 9,50 por ciento y del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) el 2,32 por ciento (2,93 millones).

Finalmente, Ruiz ha insistido en que “con este anticipo insuflamos oxígeno, recursos económicos al municipalismo, sobre todo a los municipios de menos de 20.000 habitantes, que son los que más necesidades tienen y que sin estos anticipos obtendrían los recursos al tiempo de cobrarlos y no podrían hacer una programación de políticas mensual”.

Imprimir

Etiquetas
stats