A un paso de la final

Yumie Yyamashita  | TONI BLANCO

Finalizada la fase de selección de cante, como tercera y última modalidad, el próximo domingo 17 de noviembre comienza la de opción a premio, en la que participarán los concursantes que previamente hayan sido seleccionados por el jurado para esta última parte.

Un total de 54 aspirantes a la fase selectiva de cante han pasado a lo largo de estas tres noches por las tablas, siendo este miércoles concretamente 19, los que lo hacían para dejarnos lo mejor de sí mismos, con un nivel por lo general bastante bueno, como a lo largo de toda la fase selectiva. También tenemos que destacar la diversidad de estilos y aspirantes venidos de todos los lugares de España y fuera de ésta. Para muestra un botón, y desde el lejano oriente, concretamente desde Japón, venía Yumie Yamashita, que, con su cante de levante y sus tangos, demostraba al público presente en la sala, que el flamenco no tiene frontera alguna. No ha sido la única participante venida de fuera. También tuvimos representación de Chile y Grecia en el baile o México en la guitarra en días anteriores. De todos es sabido, que nuestro arte es admirado por toda la geografía del mundo, siendo declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad el 16 de noviembre del año 2010, coincidiendo así este 22º Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba con su noveno aniversario.

La noche comenzaba con el Polo que nos interpretaba Antonio Montes, venido desde el Aljarafe sevillano. Desde Argamasilla de Alba, Gregorio Moya que nos interpretaba dos estilos por malagueña y la caña. En tercer lugar, le seguía Antonio Javier Nieto con la caña y en cuarto, la cordobesa Alejandra La monicha que nos hacía un cante por cantiñas. El cantaor mairenero, Manuel del Monte, nos cantaba con un eco flamenco un cante por siguiriyas y un segundo por bulerías solicitado por el jurado. El descanso de la primera parte estaba a punto de llegar, pero antes venían dos cantaores de categoría, Manuel Pajares que nos interpretaba un cante por malagueña y un segundo, por bulerías, solicitado también en este caso por los miembros del jurado, y el cantaor de los Palacios y Villafranca, Miguel Ortega, de voz flamenca y gran conocer del cante, con una larga y exitosa carrera a sus espaldas, que nos interpretaba una fabulosa malagueña de Chacón, un cante por siguiriyas y otro por bulerías.

Tras 15 minutos de descanso, llegaba la segunda y última parte de la noche, donde aún tenían que pasar más aspirantes. Abría esta segunda parte otro cantaor venido del aljaraje sevillano, Manuel Reyes, que nos cantaba unas cantiñas. De Chiclana, Remedios Reyes,

con un sentido cante por siguiriyas de Manuel Torre, el Marrurro y el tuerto de la peña y un segundo por bulerías, donde nos recordaba los aires de la Perla, Antonia Gilabert Vargas, extraordinario cantaora del gaditano barrio de Santa María. Tras Remedios, el granadino Álvaro Rodríguez nos hacía un estilo de ida y vuelta; la guajira.

Volviendo a la provincia de Cádiz, otro cantor de eco flamenco, el wilo que nos hacía un cante por soleá. Desde Huelva con voz dulce y melismática, una joven cantaora llamada Beatriz Romero haciéndonos la caña y un cante por siguiriyas de los jerezanos Paco la Luz y Manuel molina. Otro gran cantaor que venía desde Pedrera (Sevilla), era Manuel Romero con un excelente cante por soleá del mellizo y Paquirri el Guanté. Llegábamos a la mitad de la segunda parte con Eva María Ruíz Fernández La Lebri, con tres cantes aplaudidos y ovacionados por la sala; serrana, cantiñas y soleá, esta última a petición del jurado.

Desde Mairena del Aljarafe, Rocío la Serrano nos interpretaba un cante por tangos. De la provincia de Sevilla a Málaga, concretamente a la ciudad de Antequera, donde nos llegaba un joven bastante flamenco y apuntando maneras, Sebastián Soler Amaya, también ovacionado por el público y que nos realizó siguiriyas y bulerías. De la provincia de Málaga también, Gregorio Valderrama nos dejaba una taranta y la cartagenera chica, además de un cante por soleá. La noche estaba finalizando, pero antes, el sevillano Manuel Quincalla nos cantaba un extraordinario cante por tonás con gran sentir y flamenquería en su forma y bulerías por soleá de segundo. La noche cerraba con la ya mencionada Yumie Yamashita haciéndonos una minera de Pencho Crós y la cartagenera chica y unos tangos que el jurado le pedía de segundo cante.

Finalizada esta fase, el público espera impaciente la noche del domingo donde cambiamos de escenario, siendo éste el Gran teatro y la hora de comienzo las 20:30 de la noche.

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2019 - 08:10 h