Paco de Lucía vuelve al Festival de la Guitarra a través de algunos de sus estrechos colaboradores

Presentación de 'Una noche por Paco'

"El domingo será como oír a Beethoven con la mejor filarmónica que existe". Así ha descrito Curro Sánchez, el hijo de Paco de Lucía, el espectáculo Una noche por Paco, que se celebra este domingo en el Teatro de La Axerquía en el marco del 40 Festival de la Guitarra de Córdoba, y que supondrá el retorno del guitarrista, fallecido en 2014, a una de sus citas musicales predilectas.

Lo hará a través de los músicos y colaboradores con los que tocó en vida, sobre todo en su última etapa, un conjunto de artistas flamencos de nivel altísimo y que son quienes tendrán la responsabilidad de que el legado del mejor guitarrista del mundo suene como es debido.

Sobre el escenario, el equipo artístico deslumbra: el guitarrista Antonio Sánchez, el cantaor David de Jacoba, el saxofonista Jorge Pardo, el bajista Carles Benavent, el percusionista Poti Trujillo, el bailaor 'Farru', y dos invitados de excepción, el guitarrista Josemi Carmona y el cantaor Duquende. Estos serán los encargados de elevar un repertorio que es historia del flamenco, del mismo modo que Paco de Lucía es historia del Festival de la Guitarra, una cita en la que tocó siete veces, en los años 1984, 1988, 1993, 1995, 2004, 2007 y 2010.

"Paco tenía una relación especial con Córdoba, que era una ciudad que le volvía loco", reconocía este viernes su hijo, que recordaba que Córdoba era para el maestro "la ciudad de Fosforito" (con el que grabó muchos discos en los años 60), y el lugar donde se consagró al ganar, en 1968, el V Concurso Nacional de Arte Flamenco. De aquel día, se recuerda que todos los guitarristas que participaron en el concurso se retiraron para escucharlo tocar y que aquel quinto certamen quedó para siempre marcado como "el año de Paco de Lucía".

Y Córdoba era, según su hijo, la ciudad del Festival de la Guitarra, una cita que "tiene el mismo espíritu que tenía" Paco de Lucía, que no es otro que el de "elevar la guitarra como instrumento y al flamenco como género, quitándoles la imagen de segundones que tuvieron durante años".

Con todo este cúmulo de recuerdos y emociones, la Fundación Paco de Lucía ha preparado este espectáculo, un homenaje de esos que tan poco le gustaban al maestro, que, recuerda Curro, prefería "estar con las manos en la masa, ocupado, componiendo y saliendo de gira" porque, dada su timidez, no siempre se sentía cómodo.

Este domingo, Paco no tendrá que pasar vergüenza, pero igualmente su legado estará por octava vez en el Festival de la Guitarra. "El domingo no estará paco pero estarán ellos, sus testigos, sus elegidos, y su música, la narrativa, lo que cuenta, ahí es donde está el alma", ha zanjado Curro Sánchez.

Por su parte, el director general de la Fundación Paco de Lucía, Francisco Porras, ha destacado que este organismo ha surgido con la idea de "extender los límites del flamenco por los caminos que el maestro trazó y a seguir difundiendo su legado", mientras que la concejala de Cultura del Ayuntamiento, Marián Aguilar, ha vaticinado que el concierto del domingo será "uno de los más emotivos" de la vigente edición del Festival de la Guitarra.

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2021 - 12:23 h
stats