El baile cierra la fase de selección del concurso nacional a lo grande

Maise Márquez | TONI BLANCO

Clausurada la fase de selección en la modalidad de baile, hay que alabar sin más remedio el trabajo que han realizado todos los participantes, bailaores y acompañantes de éstos. Desde la caña a la siguiriya pasando por la guajira y las alegrías, el martinete, el taranto, la petenera, los tientos…venidos de todos los rincones de España y de tierras extranjeras como Chile y Grecia, todos y cada uno de ellos se han dejado la piel en el escenario.

La gala del martes, el primer día de selección, apostaba fuerte y no defraudó a nadie, destacando, en primer lugar, la templanza y flamencura del bailaor malagueño Sergio Aranda, a Christian barros que nos traía unas alegrías de la salerosa tacita de plata, Laura Santamaría con su sentida siguiriya o el armonioso braceo de la murciana Cynthia Cano. La siguiente tanda, tampoco nos dejaba indiferentes, con cuatro bailaoras de categoría, que emocionaron al público arrancando reiteradamente los aplausos y aprobación de éste. ¡No era para menos! Vanesa Coloma de Madrid, la cordobesa Lorena Franco, Gloria García de Castro de Sevilla y, de Málaga, Águeda Saavedra estaban dejando el listón pero que bien alto. La noche seguía pintando bien y el público tenía ganas de más. Se percibía en el ambiente que tres años de espera van haciendo mella en el aficionado, pero como suele decirse, lo bueno siempre se hace esperar, por eso esta ciudad nos regala trienalmente uno de los acontecimientos más relevantes del panorama flamenco como es su Concurso grande, el Nacional de Córdoba. Aún le quedaban los últimos coletazos a la noche, y nunca mejor dicho. A las cualidades artísticas y técnicas de la gran mayoría de concursantes, había que sumar el buen gusto por la indumentaria. Largas y elegantes batas de colas de todos los colores y estilos, con volantes, con brillantes y adornos en las solapas, chalequillos, flores en la cabeza paseando el escenario a lo largo de la noche, como cogidas de un hermoso patio cordobés en mayo, en definitiva, todo un compendio de profesionalidad, buen gusto y amor por nuestro arte. Llegaba la última parte y otros tres jóvenes bailaores ponían toda la carne en el asador. Se trataba de la Cordobesa Clara Gutiérrez, Álvaro Guarnido de Granada y Laura Guerra de Málaga.

Esta noche, la segunda y última de fase selectiva en lo que al baile concierne, ha sido nuevamente muy reñida. El nivel de los aspirantes ha sido elevadísimo y se han vivido momentos realmente mágicos. Abría Sara Jiménez contundente y rompiendo el hielo por soleá dejando entrever que la noche iba a ser otra noche memorable. Como en la anterior, en ésta cada participante debía realizar dos bailes escogidos de un mismo grupo, a elegir entre cuatro grupos diferentes. En esta ocasión, por ejemplo, Sara escogió dentro del mismo grupo dos estilos diferentes; la soleá llevada a cabo en primer lugar y en la segunda parte unos tientos. Seguidamente venía el turno de la sevillana Macarena López que hacía lo propio con un baile por Guajiras y otro por alegrías. Llegaba el turno de Hugo López de Córdoba. La afluencia de público iba en crescendo. La sala se llenaba poco a poco. Hugo nos dejó unas alegrías y unos tarantos que levantaron reiteradamente la ovación del público. La noche empezaba a calentar motores y con la actuación del cordobés se confirmaba que la fase del miércoles tenía el éxito garantizado. En siguiente lugar, Irene Lozano "La Chiqui" por tarantos y guajiras. Noche intensa la vivida. El reloj corría y era el turno ahora para otras cuatro grandes artistas que han dejado momentos impactantes como; Florencia Oryan Zúñiga, Maise Márquez, Macarena Ramírez y Triana Ramos. Todas y cada una de ellas con su personalidad y cualidades han hecho contener el aliento al patio de butacas en más de una ocasión. Ha sido realmente para vivirlo in situ. Y llegaba el colofón de la noche para otros cuatro grandes concursantes; Isabel Rodríguez, Ángel Fariña, Estefanía Sideri de Grecia y Blanca Trillo.

Ahora toca esperar la deliberación del jurado que debe decantarse por cuatro aspirantes de los 23 que finalmente han participado en las pruebas, para que puedan pasar a la fase de opción a premio, donde tendrán que realizar tres bailes de un mismo grupo.

El próximo viernes 8 a las 17:00 dará comienzo la fase selectiva de guitarra dónde cada uno de los participantes deberá hacer dos toques de guitarra de concierto solista, bien del repertorio clásico o de creación propia para ambas fases; selección y opción a premio. Además, tendrán que interpretar un toque de acompañamiento al cante de libre elección.

Etiquetas
Publicado el
7 de noviembre de 2019 - 08:34 h