Victoria blanquiverde por la mínima in extremis ante el Castilla

FOTO: MADERO CUBERO
Patiño marca el único tanto del partido en el 91 tras un corner y después de un encuentro cargado de ocasiones sin materializa por parte blanquiverde

Sonó la campana y campanazo. El Córdoba ha conseguido sumar tres puntos in extremis después de confrontar en un partido que pudo acabar con un resultado más favorable de lo contemplado finalmente. Los hombres de Berges, que gozaron de hasta seis ocasiones claras para marcar, incluyendo dos disparos al larguero, salieron victoriosos después de materializar un cabezazo de Patiño en el tiempo cumplido y tras un saque de esquina. El Arcángel, con la mejor entrada de la temporada, rugió donde antes había bramado de sufrimiento ante la ineficacia goleadora.

El partido, que contaba con el aliciente de ver de nuevo al mago de la pasada campaña, Borja García, y a dos cordobeses que militan en el Real Madrid Castilla (su entrenador, Alberto Toril, y el extremo diestro Quini), arrancó con una novedad en las filas blanquiverdes. Berges concedió titularidad a Fernández, que ocupó el lateral zurdo, y a Gaspar, que hizo pareja en el eje defensivo con Kiko.

Los primeros minutos, de tanteo sobre todo, dejaron una ocasión clara para los hombres de Toril, que no supieron materializar un contraataque de cuatro sobre dos tras un error de conexión blanquiverde. El conjunto local, ejerciendo presión en campo contrario, intentó la incursión por ambas bandas , con más dinamismo en la izquierda pero con más peligro por la diestra.

Antes de llegar al diez, Denís, el mejor de lo madridistas, practicó una gran jugada subiendo y sorteando por la izquierda, acción que, tras el centro, acabó bloqueando Alberto. El cordobesista Pedro, muy activo, remató con peligro tras golpear con la cabeza en el minuto doce después de un buen centro de Dubabier. Dos minutos después, Pedro practicó un remate similar que salió fuera

Dubarbier, el mejor jugador del Córdoba, insistía con balones al área. Pasado el cuarto de hora, le puso otra bola a Joselu, que acabó rematando con tibieza. En el veinte, el marcador pudo pasar del cero a uno al uno a cero y, al final, no hubo goles. Denís, en una jugada trenzada sin sutiliza, lanzó por encima de la meta de Alberto. En ese mismo minuto, una falta lanzada por Abel acabó desde el vértice del área diestra colándose en la portería contraria sin llegar a sumar. La acción, en la que Rennella hizo el amago de peinar sin tocar, quedó anulada porque el lanzamiento debió ser libre indirecto.

No declinó el Córdoba su ataque pese a la decepción. Pedro, ya en la media hora, volvió al lanzar tras una incursión por banda derecha obteniendo firme respuesta de Mejías. A siete del final, Quini no acertó a rematar de primeras una ocasión generada por Denís. Abel, a saque de córner, tuvo de nuevo el gol tras una buena rosca que sacó con la manopla el guardamenta contrario. La primera parte concluyó con una clara amarilla a Pedro, que impidió un contragolpe de Jesé bloqueando por la espalda al delantero.

En la segunda mitad, el Córdoba volvió a insistir sin descanso. Mejor los de Berges, salieron a por todas sin acabar de materializar pese a las opciones. Tras una acción de peligro protagonizada por Denís, que acabó echándola fuera tras un disparo, Dubarbier volvió a poner un cómodo balón en la cabeza de Joselu, que remató fuera.

A los diez de la reanudación, el míster cordobesista comenzó a mover ficha incorporando a Fede Vico, que sustityó a Cristian, con problemas en los isquiotibiales. El delantero Joselu, sin acierto, remató un esférico sacado de córner por Abel que acabó marchándose fuera por poco. En el sesenta y cinco, Patiño sustituyó a un Rennella que salió claramente contrariado del campo.

El madrileño, que imprimió más frescura en la línea atacante, favoreció la creación de espacios. Así, Pedro volvió a conectar en pase por alto con Joselu, que desperdició una nueva ocasión echándola a manos del portero. Patiño, en un alarde de coraje, disparó con potencia topándose con el larguero tras una buena acción personal de Fede, que propició la asistencia.

Los madrileños, algo más apagados, tuvieron el gol en un lanzamiento de Casado a diez del final. En el ochenta y cinco, Joselu no materializó y el balón salió por la izquierda del palo rival tras haber recibido un pase por alto de Dubarbier. Dos minutos después, Álex Fernández llevó peligro a la portería blanquiverde con un disparo que se desvió por la diestra.

En un toma y daca de contragolpes, Fernández a dos minutos de llegar al noventa disparó desde la banda a veinticinco metros intentando sorprender y topándose con un nuevo travesaño, el segundo para los cordobesistas. Con el tiempo cumplido, Dubarbier, que había protagonizado otra acción de peligro en jugada, provocó un córner que él mismo sacó para que Kiko peinase y Patiño rematara llevando el balón al fondo de la portería.

El éxtasis inundó un Arcángel que supo sufrir con la misma paciencia que el empleó su equipo. Al final, caras de felicidad tras una victoria por la mínima que dejó muestras de una buena dinámica de equipo en juego pero que apunta carencias en el remate.

FICHA

CÓRDOBA CF: Alberto; Cristian (Fede Vico, minuto 55), Gaspar, Kiko, Fernández, López Garai; Pedro, Abel (Caballero, minuto 74), Dubarbier, Rennella (Patiño, minuto 65) y Joselu.

REAL MADRID CASTILLA: Mejías, Juanfran, Iván, Derik, Casado, Mosquera, Álex, Quini (Lucas, minuto 67), Denis (Óscar Plano, minuto 76), Borja García (Jota, m. 84), y Jesé.

GOL: 1-0, (Patiño).

ÁRBITRO: De Burgos Bengoetxea (vasco). Sancionó a Kiko Olivas, Pedro, Dubarbier, Quini y Lucas.

INCIDENCIAS: Décima jornada de Liga. Estadio El Arcángel. 11.369 espectadores.

Etiquetas
stats