Una vez marcamos fuera de casa, ¿no os acordáis?

Ghilas, abrazado en el 0-1 al Athletic el pasado 6 de diciembre | LOF
El gol de Ghilas en San Mamés el pasado 6 de diciembre selló la primera victoria de la Liga (0-1) | El rayista Ba se hizo en propia puerta el del otro triunfo blanquiverde en sus viajes

El Arcángel, nuestro reino. Un bello lema desmentido por los hechos. La cuestión es que el asunto viene de lejos: el equipo blanquiverde logró subir a Primera ganando ante su público sólo tres veces durante 2014. En su estreno en la elite, las cosas no han ido mucho mejor. En el estadio ribereño sólo se ha podido festejar un triunfo: fue en la noche de Reyes, ante el Granada (2-0), penúltimo en la tabla y compañero de fatigas en la cada vez más cruda pelea por evitar el descenso. La próxima vez que los de Djukic comparezcan ante su afición tendrán que digerir una sobredosis de trascendencia: Córdoba-Getafe, lunes, 9 de marzo a las 20:45. O es ahí o...

Lejos de su hogar, el balance arroja datos más que preocupantes. La insistencia del entrenador en amurallar la portería del Córdoba cobra mayor sentido por la escasa potencia a la hora de marcar. "Somos equipo de 1-0, 0-1... No nos verán ganar por 4-3", llegó a decir Djukic en la sala de prensa tras uno de esos clásicos episodios con mensaje. Si el equipo recibe gol primero, nunca gana. Lo de las remontadas es algo que sólo les pasa a otros. El Córdoba ha hecho 18 goles en 25 partidos. Sólo el Granada (16) es más flojo en el aspecto realizador. En el mercado invernal se desprendió de sus dos delanteros centros (el japonés Havenaar y el balear Xisco) y trajo a cinco nuevos futbolistas. Ninguno de los recién llegados (Edimar, Bebé, Héldon, Krhin y Zuculini) ha marcado. Y el máximo goleador, Nabil Ghilas (7), fue castigado en el último partido por participar en una fiesta nocturna.

En el Power 8 de Cornellá-El Prat, el Córdoba encajó un 1-0. Y ahí quedó la cosa. Tuvo oportunidades, pero no materializó ni una. En el aire queda un dato escalofriante. La última vez que los blanquiverdes consiguieron un gol fuera de casa se localiza en el mítico San Mamés, una noche de 6 de diciembre del año pasado. Un error de los rojiblancos lo aprovechó Nabil Ghilas para encarar a Iraizoz y hacer el 0-1 en el minuto 23. Fue la primera victoria en la Liga 14-15, en la jornada 14. El pasado 12 de enero, en Vallecas, se produjo la celebración más reciente lejos de El Arcángel. Todo el mundo abrazaba al emergente Florin Andone, que había amasado la jugada, pero el gol de la victoria ante el Rayo Vallecano lo hizo en su propia portería el central senegalés Abdoulaye Ba en el minuto 40. Era en la jornada 18. Desde aquel día, el Córdoba ha enlazado visitas sin fruto al Celta (1-0), Sevilla (3-0) y Espanyol (1-0). Una racha horrible que necesita quebrar ya, antes de que el camino hacia el final de Liga se convierta en un vía crucis.

Etiquetas
stats