Señores, vayan afilando otra vez los cuchillos

.
El Córdoba recibe a sus últimos refuerzos, Khrin y Zuculini, en una semana que desembocará en la visita del Almería, otro partido fundamental | La clasificación hierve en la parte baja

Se podría decir que el Córdoba vuelve a la realidad, aunque lo cierto es que nunca se ha ido de ella. De la suya. Que es la misma que la de un puñado de equipos que bracean en la parte baja de la clasificación de Primera, donde habrá puñaladas por seguir vivos. Como el Almería, que este fin de semana logró una victoria en el Estadio de los Juegos Mediterráneos después de ocho meses. El equipo rojiblanco será el próximo visitante de El Arcángel (domingo, 12:00, Canal + Liga) y a la cita le encaja perfectamente la etiqueta de crucial. El Córdoba necesita ganar para alimentar sus expectativas, después de un arranque de año con tres jornadas sin perder llegaron dos derrotas consecutivas: ante el Real Madrid (1-2) y el Celta (1-0). La primera, después de un partidazo y de penalti en los últimos minutos; la segunda, ofreciendo menos juego pero lamentando un penalti señalado y posteriormente escamoteado tras una esperpéntica consulta de Teixeira Vitienes con su juez de línea. Ya no vale la pena llorar. Pasó lo que pasó y eso no lo va a mover nadie. Lo verdaderamente relevante es lo que viene por delante.

Al equipo de Miroslav Djukic le salva el coeficiente de goles con el Granada de ocupar puesto de descenso. Tiene 18 puntos, los mismos que los nazaríes, y uno menos que el Almería, que le precede en la tabla. Los tanteos de la jornada 21 han puesto la clasificación en ebullición. El Athletic, que va undécimo, sólo tiene cinco puntos más que el Granada, que es el primero de un trío de colistas que completan Elche (17) y Levante (16). Se avecinan duelos sin cuartel. El del domingo será uno de ellos.

Hoy lunes hay jornada de descanso para la plantilla del Córdoba, que regresó en vuelo chárter desde Vigo y aterrizó en Sevilla en la madrugada del domingo. Djukic dejó casi 48 horas de desconexión antes del retorno a las sesiones de entrenamiento, previsto para la mañana del martes. Se prevé que estén ya presentes el argentino Bruno Zuculini y el esloveno Rene Krhin, centrocampistas cedidos por el Manchester City y el Inter de Milán. No llegan de cualquier sitio y no vienen a cualquier cosa. Si Djukic sigue su norma, no es descartable que se lancen directamente al frente en cuanto se pongan la blanquiverde encima. Así ocurrió con Edimar y Bebé, que debutaron en Vallecas frente al Rayo, y con Heldon Ramos, que se estrenó en Balaídos. Djukic podrá volver a contar ante el Almería con Fede Cartabia, que cumplió un partido de sanción en Vigo, y espera recuperar a alguno de los jugadores que llevan tiempo lesionados como Luso, Íñigo López y Fidel.

Etiquetas
stats