Rafael Sedano: “La sorpresa es el futuro del fútbol”

Rafael Sedano con su último libro en las manos | MADERO CUBERO
El profesor de entrenadores y analista de fútbol presenta "Memorias en blanco y verde", su segundo libro | Repasa los 60 años de historia del Córdoba a través de sus protagonistas

Hace poco menos de un año, en el mismo lugar -el Real Círculo de la Amistad-, Rafael Sedano Moreno (Córdoba, 1943) presentaba su primer libro: "El fútbol sin secretos". Aquel día habló de la valentía de Menotti, del legado de Cruyff, de la milonga del tiki-taka y de un buen puñado de secretos y mentiras del fútbol. Ahora ya tiene en la calle su segunda obra, "Memorias en blanco y verde", y con ese motivo volvió a reunirse con el gran ejército del cordobesismo. A saber: directivos de ayer y de hoy, leyendas del vestuario y del banquillo, aficionados señeros y un batallón de seguidores que le profesan una fe ciega. Lo que dice Sedano va a misa. Lo ha vuelto a hacer en un libro que llega para conmemorar el ascenso a Primera División, "lo más grande que ha pasado" en la ciudad en las últimas décadas.

La presentación del segundo libro del analista cordobés se convirtió en la escenificación de un sueño cumplido. El Córdoba está ahora en Primera. Figuras de la leyenda cordobesista estaban allí para compartir lo que vivieron y lo que ahora ven. Campanero, Escalante, Verdugo, López Prieto, Reina, Oviedo, Valentín... Gente de peso, ídolos de una época que nunca murió en la memoria de quienes los vieron entre los grandes. Un vídeo impregnado de nostalgia abrió el acto, que condujo el periodista José Manuel Domínguez y contó con las intervenciones de Miguel Reina -más futbolista y menos político que nunca-, Federico Roca -presidente del Círculo-, Salvador Fuentes -vicepresidente de la Diputación-, Manolo Garrido -ex futbolista y presidente de la Asociación de Veteranos del Córdoba- y Carlos González, accionista mayoritario y actual presidente del Córdoba, que rodeado de la historia del club se dedicó a pedir "la unidad de todos".

Y se hizo el silencio cuando salió al estrado él. Rafael Sedano. El profesor. Empezó hablando de la fundación del Córdoba y terminó, veinte minutos después, contando el gol de Uli Dávila en Las Palmas y el salto a Primera División. Salpicó su discurso de nombres, unos conocidos y otros no tanto; desgranó episodios y anécdotas que hicieron sonreír a más de uno. Habló de las tácticas, de las modas del fútbol, de las herencias recibidas y los tiempos duros. Dejó caer algunos de los términos más célebres de su particular diccionario -el hombre ancla, el hombre brújula...- y repitió, para quien no lo sepa ya, que lo importante "no es estar, sino presentarse". Sedano, que no para de estudiar fútbol, explicó que los grandes equipos del mundo "salen solo con un hombre de referencia arriba e incluso algunos lo hacen con un nueve falso o mentiroso. Los buenos equipos atacan con cinco". Quédense con un detalle. Sedano, un erudito de la táctica, dejó una sentencia en el aire. Explicó que el control de balón es de los jugadores, pero que el control del partido lo llevan los entrenadores. Y terminó con la perla del día: "La sorpresa es el futuro del fútbol".

Etiquetas
Publicado el
19 de septiembre de 2014 - 09:00 h
stats