Quini, el paisano en la trinchera contraria en un día clave

El cordobés Quini celebra su gol ante el Girona con el Real Madrid. FOTO: LFP
El carrilero de Fernán Núñez es un fijo en el Real Madrid Castilla, que amenaza la escalada del Córdoba

De Fernán Núñez han llegado a El Arcángel jugadores que dejaron huella en el cordobesismo. Algunos han hecho historia. Del pueblo de la Campiña Sur saltó a primera línea Alfonso Barajas, que fue traspasado al filial del Atlético de Madrid en 1994. También nacieron en aquella tierra iconos blanquiverdes como Luna Toledano, guardameta en los años duros de Segunda B y Tercera, o Juan Luna Eslava, que ha sido jugador, entrenador y director deportivo en distintas etapas. Este domingo habrá en el estadio un futbolista natural de esta localidad cordobesa, pero saldrá con la camiseta del adversario. El destino ha colocado a un paisano en la trinchera contraria en un momento clave. Joaquín José Marín Ruiz, conocido como “Quini”, será uno de los titulares en el Real Madrid Castilla si no media una sorpresa. El defensa cordobés se ha convertido en uno de los fijos en el once del filial blanco desde que José Manuel Díaz relevara en el banquillo a Alberto Toril, otro cordobés de Peñarroya-Pueblonuevo.

La trayectoria deportiva de Quini es un monumento a la superación. Pulido en la cantera del Séneca, pasó por el Aguilarense (2008-09) y el Antequera (2009-11) antes de fichar por el Lucena, de Segunda B, donde despachó un curso 2011-12 sensacional. Y el Real Madrid le echó las redes. Pasó por todos los escalones sin saltarse ninguno: División de Honor Juvenil, Regional Preferente, Primera Andaluza, Tercera y Segunda B. En el verano del 2012 fichó por dos campañas con el filial blanco, que estaba recién ascendido a Segunda A y contaba con una hornada de figuras emergentes (Jesé, Morata, Sarabia, Juanfran, Carvajal, Joselu...) hábilmente gestionadas por Toril. El primer curso no fue brillante en lo personal. Quini solamente actuó en 9 partidos y parecía que su estrella se apagaba.

En el inicio del presente curso siguió sin contar para Toril, pero tras el despido del peñarrotero y la llegada de Díaz se atornilló a la banda. Puede actuar en ambas, tanto en defensa como en ataque. Su polivalencia y su rotundidad en la marca (ha visto 12 tarjetas amarillas) le han dado un sitio en el once blanco. Acumula 28 partidos (26 como titular) y sólo ha salido del grupo por sanción. Ha marcado, además, un gol. Fue en Girona, con una estética “maradoniana” -carrerón driblando adversarios hasta batir al portero-, y le valió un punto (1-1) al Real Madrid Castilla. Ha entrenado con el primer equipo y debutó el pasado verano al lado de las estrellas. Ancelotti le incluyó en la expedición para un amistoso ante el modesto Bournemouth inglés y el de Fernán Núñez disputó algunos minutos en una plácida goleada por 0-6. Fue el primer partido del italiano en el banquillo madridista.

Este domingo Quini estará en el bando contrario en un partido clave para ambos equipos. En El Arcángel se sueña con repetir el play off de ascenso como en la Liga 11-12. Un triunfo es imprescindible para reforzar el puesto en la clasificación y multiplicar el apoyo de una grada que quiere pasar, de manera definitiva, del escepticismo al apoyo ciego en un final de temporada increíble. El Real Madrid Castilla se juega la permanencia. El filial blanco ha ido perdiendo fuelle tras el revulsivo del cambio en el banquillo. Después de ocho jornadas sin conocer la victoria, volvió a sonreír el pasado fin de semana con un sufrido resultado ante la UD Las Palmas (3-2).

Con 24 años, Quini termina su contrato con los blancos el próximo 30 de junio. Su nombre se ha asociado en varias ocasiones con el Córdoba, aunque él siempre se ha desmarcado de las especulaciones. Este verano se determinará dónde está el futuro de este licenciado en Administración y Dirección de Empresas cuya carrera deportiva ha descrito una trayectoria ascendente. De momento, aún tiene que cumplir con su equipo una tarea que entra en colisión con los intereses del Córdoba, el club de su tierra. Caprichos del fútbol.

Etiquetas
stats