A puerta cerrada

Alcorcón - Córdoba en Santo Domingo | LOF
El Córdoba vence en el Santo Domingo de Alcorcón (0-1) con un gol de Alfaro y sigue su escalada | Los de Oltra, firmes atrás y con un tono muy serio

Otro día con la puerta a cero. Otra victoria. En Santo Domingo, donde jamás había vencido. Lo de romper una estadística histórica negativa siempre es reconfortante, pero lo que resulta realmente productivo para el Córdoba es sumar seis puntos en cuatro días. No hay mejor medicina para recuperar la lozanía como candidato a pelear en lo más alto. La llegada de los adversarios de mayor fuste ha hecho a los de Oltra rescatar su imagen más competente. Primero superaron a un pujante Levante, que llegaba como líder invicto y se marchó desplumado. Esta noche le tocó a un Alcorcón que se parece poco, de momento, al de anteriores ejercicios. Los alfareros andan deprimidos, con poco fútbol y menos ideas. El Córdoba supo jugar como la ocasión requería. Partió desde el sentido del deber y terminó llevándose los puntos con merecimiento. Decidió el duelo Alejandro Alfaro, un jugador del que se espera que haga cosas como ésta. Puede que no brille en exceso, pero está en el momento justo. El de La Palma del Condado firmó el 0-1 y aniquiló, más mental que futbolísticamente, a un Alcorcón que ya no supo que hacer para arreglar aquello. El Córdoba sigue sumando, como ha hecho en todas las jornadas a excepción de su horrible tarde en El Alcoraz de Huesca.

Oltra hizo debutar a Caro, que suplió a Antoñito -cuyos problemas físicos le convirtieron en el descarte- en el lateral derecho, y en el mediocentro optó por Edu Ramos en lugar de Carlos Caballero. Más contención, sobre el papel. Y ahí, en el aguante, estuvo el valor de los cordobesistas en el arranque del partido. No es que el Alcorcón fuera un vendaval, ni mucho menos. La autocrítica y los lamentos en la previa del partido de Cosmin Contra tenían un fundamento real, que quedó en evidencia durante una primera parte en la que los alfareros se movieron desacompañados y francamente incómodos a la hora de crear ocasiones de gol. Tienen a David Rodríguez, DR7 para sus admiradores, que trataba de abrirse camino a codazos entre una retaguardia blanquiverde en la que, una vez más, se reivindicó Jonathan Bijimine. El congoleño recibió una oportunidad y parece dispuesto a no desperdiciarla complicándose la vida. Es un defensa y defiende. Eso lo tiene claro. Amarga la tarde al hombre a quien le toca defender y no le da vergüenza alguna pegar un voleón orientado hacia la grada si la ocasión lo requiere. Va bien por arriba y acude a los cortes sin ademanes aparatosos, de esos en los que cualquier delantero con habilidad y oficio saca falta a favor. Biji despachó un primer tiempo impecable y se complementó con Deivid. En la izquierda, Cisma se dedicó a cerrar el pasillo, mientras que en la derecha el debutante Caro intentó algunas subidas sin demasiada fortuna.

El Córdoba resistió un inicio efervescente del Alcorcón, que en los primeros diez minutos ya había lanzado cuatro saques de esquina. La oportunidad más aparente la tuvo David Rodríguez en un remate a la media vuelta dentro del área que terminó despejado a córner por Luso. Los amarillos tenían más el balón y merodeaban el área, pero con una candidez extrema. Los de Oltra fueron armándose con el paso de los minutos y empezaron a dejar testimonios de existencia en ataque al filo de la media hora. Edu Ramos pegó un latigazo con la zurda que detuvo en dos tiempos Dimitrovic. Al meta serbio se lo hizo pasar fatal Rodri, que le arrancó la pelota aprovechando que andaba despistado a la hora de sacar. El soriano lanzó un tiro sin apenas ángulo y Aguza se tiró sobre la línea de gol para despejar. Al intermedio se llegó sin goles y una sensación de control por parte del Córdoba, que no pasó por situaciones de angustia e incluso se dejó ver el ataque. Los planes marchaban. En Santo Domingo se escucharon tímidos pitos de reprobación a los locales.

Al Córdoba le bastaba con mantener el orden y no cometer errores. En el medio campo, Luso y Edu andaban atentos; por los flancos, Juli estuvo más activo que Guille Donoso. Y la presencia de Rodri y Alfaro no dejaba de ser, por poco frecuente, menos intimidante. El Alcorcón se encontró con una ocasión para David Rodríguez después de un resbalón de Caro y Pawel respondió bien. Pero los de Contra no iban finos. Y el Córdoba se sintió fuerte. En una acción de ataque combinada, Alfaro terminó metiendo el balón en la portería de Dmitrovic casi a trompicones. El festejo en el fondo con los aficionado blanquiverdes fue brutal.

El escenario se le puso de cara al Córdoba, que se refrescó con la entrada de Carlos Caballero. Al Alcorcón no se le puede reprochar falta de esfuerzo, pero sí de un guión efectivo. A Contra no le salió nada de lo que intentó con los cambios. Aún pudieron los anfitriones salir mejor parados en una dura noche. A falta de minuto y medio, David Rodríguez llegaba el carrera dispuesto para rematar al marco cordobesista y llegó Bijimine para, con habilidad, robarle la pelota del pie. Y en el último suspiro, con el portero local Dmitrovic subiendo para rematar un córner, el Córdoba montó una contra y Zakharya Bergdich se marchó hacia el marco rival, donde no había guardián y un par de defensas trataban de tapar como buenamente podían. El franco marroquí disparó fatal. Su fallo no tuvo consecuencias. Unos segundos después, Arcediano Monescillo pitó el final y los blanquiverdes saltaban como si hubieran ganado un título. En cierto modo, lo hicieron: se les puede colocar la etiqueta de candidatos sin que resulte chirriante.

FICHA TÉCNICA

ALCORCÓN, 0: Dmitrovic, Nelson, Iván González, Unai, Razvan (Fede Vega, 69'), Toribio, Aguza (Pablo Pérez, 60'), Óscar Plano, Tropi, Álvaro Giménez (Samu, 81') y David Rodríguez.

CÓRDOBA, 1: Pawel Kieszek, Caro, Bijimine, Deivid, Domingo Cisma, Luso, Edu Ramos (Carlos Caballero, 62'), Guille Donoso (Bergdich, 83'), Alfaro, Juli y Rodri (Piovaccari, 74').

ÁRBITRO: Arcediano Monescillo (Comité Castellano Manchego). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Elguezábal, Iván González y Tropi y al cordobesista Juli.

GOL: 0-1 (65') Alfaro.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la quinta jornada del campeonato nacional de Liga 123, disputado en el estadio Santo Domingo ante unos 4.000 espectadores.

Etiquetas
Publicado el
21 de septiembre de 2016 - 00:20 h