Puente Genil aguarda al 'único Barça posible'

Neymar, en la visita del Barcelona a El Arcángel. | ÁLVARO CARMONA
El Ángel Ximénez recibe este miércoles al poderoso conjunto catalán | La provincia pierde este curso la presencia azulgrana en fútbol y baloncesto, sólo resiste el balonmano

Fútbol, baloncesto y balonmano. Tres disciplinas y tres visitas. La pasada campaña brindó a los aficionados al deporte de la provincia la oportunidad de disfrutar de los distintos conjuntos del Barcelona, una realidad muy diferente a la del presente curso. Mucho cambió el panorama en ese sentido en apenas unos meses. Sobre todo en la capital, donde un traumático descenso impide que esta campaña el cuadro azulgrana que dirige Luis Enrique regrese a El Arcángel. En la provincia, sin embargo, todavía existe aroma de elite y una puerta abierta al retorno de los catalanes. El lugar exacto es Puente Genil, que vive de unos días a este martes la expectación lógica de recibir al todopoderoso de la Liga Asobal. Los blaugrana vuelven al pabellón Alcalde Miguel Salas, donde está todo dispuesto para uno de esos encuentros que, suceda lo que suceda, resultan más intensos que ningún otro. La cita, este miércoles a las 20:30 (Movistar Plus).

Sin lugar a dudas, la visita del Barcelona siempre es un aliciente para cualquier afición. Para la del Ángel Ximénez también, más si cabe cuando su equipo atraviesa su mejor arranque liguero desde que se encuentra en la máxima categoría del balonmano nacional. La llegada del conjunto azulgrana, bajo la batuta de Xavi Pascual, no es una novedad en tierras pontanas, pero aun así supone un atractivo. Lo es mucho más si se tiene en cuenta que esta campaña es el único Barça posible para el deporte cordobés, a diferencia de la pasada. Entonces, en el curso 2014-15, el cuadro blaugrana visitó la provincia hasta en tres ocasiones. La primera tuvo lugar con motivo del Trofeo Córdoba Ciudad Europea del Deporte, que permitió a los aficionados al baloncesto de la capital disfrutar de todo un partido ACB en Vista Alegre –como es habitual en los últimos años–, aunque sin protagonista autóctono. Los barcelonistas se impusieron al CB Sevilla en un choque vibrante.

Nada tuvo que ver ese encuentro con el que disputó el Barcelona de Luis Enrique en El Arcángel. Los blaugrana visitaron el coliseo ribereño cuando el Córdoba estaba a un paso, el definitivo, de Segunda A. Ese último empujón lo sufrió precisamente esa tarde, que acabó como un 2 de mayo para los blanquiverdes. El conjunto catalán no tuvo compasión del moribundo y le asestó ocho puñaladas para zanjar el asunto. El suyo en la búsqueda del triunfo y el del rival en su agonía. Consumado el descenso de los califales, resultaba obvio que la escuadra azulgrana no regresaría para jugar al fútbol. Al baloncesto tampoco lo hizo, toda vez que este año fue el Real Madrid el que pisó el Palacio Municipal de Deportes de Vista Alegre. Por tanto, los catalanes sólo actuarán esta temporada en el pabellón Alcalde Miguel Salas.

En Puente Genil aguardan con deseo un duelo al que su equipo no llega en un buen momento. Más por otras circunstancias que por los resultados, aunque el último fue una derrota en La Rioja. El Ángel Ximénez es noveno con seis puntos y cuenta con una cómoda renta, por el momento, respecto del descenso. El mazazo que recibiera ante el Naturhouse la pasada semana fue más la lesión de su estrella. Chispi sufrió un golpe en ese encuentro y después se confirmó la peor de las posibilidades: se había roto el ligamento cruzado anterior y el menisco interno de su rodilla derecha. Baja de larga duración. La escuadra de Barbeito perdía así, no sólo para este duelo –es obvio–, pero lo que sí mantiene es la ilusión de dar la cara ante el Barcelona. El único Barça posible.

Etiquetas
stats