La pretemporada de los clubes de la LNFS, con incertidumbre

Jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad en un entrenamiento | TONI BLANCO

Continúa el lío entre Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) y Real Federación Española de Fútbol (RFEF). La propia organizadora de la liga transmitió sus quejas en un comunicado conjunto de los clubes hace dos días, donde mostraban su desconcierto a la hora de afrontar la pretemporada por la inexistencia de un protocolo sanitario específico ante el Covid-19 -sumado al contrato de comercialización de los derechos audiovisuales-. Además, alegaban no saber nada acerca del comienzo de la temporada, que está previsto para dentro de un mes -algo que, a tenor de los acontecimientos, parece complicado que se pueda llevar a cabo- pero donde no se sabe ningún emparejamiento aún. Pues bien, ante esto, la LNFS ha lanzado un nuevo comunicado explicando la nueva situación: los equipos están suspendiendo sus partidos de pretemporada.

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha sido de los últimos en comunicar, de manera oficial, la suspensión del primero de sus partidos, que le enfrentaba al UMA Antequera en Vista Alegre el próximo 12 de agosto, encuentro en el que se preveía la asistencia de forma estricta de espectadores. Sin embargo, los cordobeses no han sido ni mucho menos los primeros en hacerlo, ya que Viña Albali Valdepeñas y Levante, con tiempo de separación, transmitieron la cancelación del partido que les iba a enfrentar en el municipio de Ciudad Real también el 12 de agosto. El que tenía el partido en una fecha más temprana era el CD Xota, que iba a recibir al Fútbol Emotion Zaragoza el próximo sábado en Anaitasuna. También alegando la falta de protocolo de actuación por el Covid-19, el cuadro navarro lo comunicó en su cuenta de Twitter.

Exceptuando a los clubes que no se han pronunciado de manera particular, existen los casos específicos de Palma Futsal e Inter Movistar. Los baleares han supeditado la celebración de sus partidos de pretemporada, hasta cinco, a la decisión de las autoridades para que puedan permitir o no que se puedan jugar. Por otro lado, se ha conocido esta misma semana la existencia de un positivo en la plantilla de Torrejón de Ardoz. Toda situación, sumando todas sus aristas, tiene su punto fuerte en el último comunicado de la LNFS, donde transmiten que la RFEF ha denegado la celebración de los partidos amistosos programados para el mes de agosto, al igual que también deniega la asignación de colegiados para dichos encuentros. El lío entre RFEF y LNFS prosigue con su camino y no parece que vaya a tener un final cercano, peligrando así el comienzo de la liga a principios de septiembre.

Etiquetas
stats