El 'play off' está que arde

Jugadores del CV Carmen festejan la victoria.

El vértigo de saber que cada partido puede ser el último es una sensación que no todos manejan. El sufrimiento en las eliminatorias directas en baloncesto solo es comparable con la satisfacción de superar la ronda. En medio de esa batalla se encuentran los equipos cordobeses de la Primera División Nacional, que después del paréntesis de la Semana Santa han vuelto a competir. Y lo han hecho, en el caso del Deza Maristas y el Colegio Virgen del Carmen, sin olvidar una tradición que en este curso han convertido en implacable ley: en su casa mandan ellos.

En Primera Femenina han dado inicio los cuartos de final por el título, que se disputan al mejor de tres partidos. Los que salgan vencedores irán a la Final a Cuatro para disputarse los puestos por el ascenso. Con ese sueño alimenta su ambición el Deza Maristas, que este fin de semana doblegó en el pabellón del Colegio Cervantes al Agustinos Drop Artist por 75-61. El equipo rojo tuvo que superar un duro escollo por la baja por lesión de Raquel Pérez, una de sus principales piezas. Ante la ausencia de una líder, el grupo exprimió al máximo su potencia como colectivo. Y funcionó. El equipo de Miguel Ángel Luque labró su victoria en dos impecables cuartos, los dos primeros, en los que amasó una ventaja (42-23) inalcanzable. Fue clave el trabajo defensivo grupal, que permitió a las cordobesas tomar ventaja de 1-0 en la serie. El segundo punto de la eliminatoria de cuartos se ha adelantado, a petición del conjunto granadino, al viernes 13 a las 20:30 en el pabellón Padre Marcelino del Colegio de los Agustinos de Granada.

El otro conjunto cordobés femenino, el Adeba, se tuvo que rendir después de un intenso partido ante el Asisa Alhaurín de la Torre, que se impuso por 79-62. Las de José María Alcántara tratarán de recuperar terreno en su pabellón de Las Margaritas, donde ya remontaron la eliminatoria anterior de octavos de final y también lograron, en la fase regular, ser los únicos que doblegaron en todo el curso al potente Unicaja de Málaga. Aún no está todo dicho. En los otros dos cruces, el Tie Break Conquero se impuso en la cancha del CAB Linares (81-86) y el Unicaja arrasó al Náutico de Sevilla por 59-40.

En Primera Masculina, el Colegio Virgen del Carmen se dio un baño de autoestima con una victoria de rango ante el CB San Fernando. Los de Edu Pérez se reafirmaron como un adversario indomable en su pabellón, donde sacaron su mejor versión pese a contar con bajas importantes -José Carlos, Didac, Olmedo, Sergio Pérez y Mena- que fueron suplidas con algunos miembros del júnior, como Osuna, Bolaños, Bryan y Jaime. El partido estuvo equilibrado, con arreones de los dos equipos, llegándose al descanso con 30-38. Los carmelitas supieron superar un momento crítico en el tercer cuarto, neutralizando una renta de nueve puntos a favor de los isleños, para entrar en el último periodo con dos abajo. A falta de cuatro minutos, el tanteador reflejaba un 68-68. El empuje de los aficionados, la lucha de Román y Bergillos bajo los aros, y el acierto anotador de Osuna, Tomás Jiménez y Aguilera llevó a una renta final de ocho puntos (82-74) ante el delirio de la hinchada colegial. La vuelta será en San Fernando el sábado 21 a las 18:00.

Por su parte, el Multiópticas Antolí Peñarroya no pudo sacar adelante su compromiso ante el Real Círculo de Labradores, que venció por 71-75 en el pabellón municipal Lourdes Mohedano de la localidad minera. El equipo de Jorge Lorenzo tendrá que buscar la hazaña para volver a casa y evitar que el de este fin de semana haya sido el último contacto con su afición.

Etiquetas
stats