Planes compartidos antes del último viaje del verano

Los jugadores se emparejan en un ejercicio | ÁLVARO CARMONA
Oltra ensaya el partido en Alhaurín ante el FUS Rabat, que cierra la pretemporada lejos de El Arcángel | Queda la presentación en casa ante el Getafe como previa al inicio de la Liga

Esto se va terminando. La pretemporada del Córdoba vivirá mañana domingo (19:30, Alhaurín Resort) su último capítulo lejos de El Arcángel. Oltra ha preparado hoy en la Ciudad Deportiva el ensayo ante el FUS Rabat, equipo marroquí al que se enfrentará para chequear los progresos del grupo pero, sobre todo, para comprobar el grado de fiabilidad de los parches que, obligado por las circunstancias del mercado, debe usar el técnico valenciano. Después de ver frustrada una de las operaciones clave con la marcha de Fernández al Real Oviedo, el Córdoba se encuentra a dos semanas del inicio de la Liga sin un lateral derecho específico. El canterano Fran Serrano, habitualmente central, el pivote aragonés Luso y el central Fran Cruz han sido colocados en una demarcación que continúa buscando inquilino. El director deportivo, Emilio Vega, ya anunció que llegarían “uno o dos” para ese puesto. El Córdoba apura las horas para encontrar una pieza adecuada, mirando de reojo el mercado internacional y con el nombre de Cifu, del Elche -la pasada campaña cedido en el Girona-, centelleando como un neón ante un cordobesismo perplejo por el desenlace de la operación con Fernández , cuyo retorno a casa se daba casi por hecho.

Ante el conjunto marroquí tendrá la oportunidad de debutar Ismael Falcón, un guardameta que llega con hambre tras su paso por el Alcorcón. El gaditano está llamado a competir por el puesto con Razak Brimah, que llega avalado por su excelente desempeño en el Mirandés. La vuelta a los terrenos de juego de Florin Andone -se lesionó en Torrevieja y desde entonces pasó a un segundo plano- ha sido acogida como una excelente noticia. El papel que jugó el rumano en el último amistoso en Jaén (1-3), pese a no marcar, trajo un aire de esperanza a los aficionados.

El Córdoba realizó su último entrenamiento de la semana en un escenario singular, con una tormenta de arena sahariana sobre las cabezas de los jugadores y un infame césped en los pies. Es lo que hay. Entre el hastío clásico de los finales de la temporada y la inquietud propia del inicio de la batalla con fuego real de la Liga, el Córdoba sigue dando forma a un equipo que aún presenta puntos oscuros. La dirección deportiva está en ello, pero mientras todo cuaja hay que buscar parches efectivos. Por lo que pueda pasar. Tras el partido en Alhaurín, al Córdoba sólo le quedará un amistoso más: será el sábado 15, a las 21:00 horas, ante el Getafe. Es el choque de presentación oficial de la plantilla 15-16 a la afición. Siete días después, el Valladolid.

Etiquetas
stats