¿Qué pasa con los porteros del Córdoba?

Stefanovic, Abad y Kieszek, en el entrenamiento del pasado martes en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Hay un incendio entre los tres palos de la portería del Córdoba. Si un guardameta rinde, no se cambia. Eso es lo que ocurre en la mayor parte de los equipos y también en el Córdoba, que en los dos últimos cursos ha tenido en Pawel Kieszek a su titular indiscutible en el puesto. Pero, de repente, comenzaron a suceder cosas raras. Una tras otra. Hasta el día de hoy. A poco más de 48 horas del cierre del mercado de fichajes y con el encuentro de la tercera jornada de Liga -el domingo, en Albacete- en el horizonte, el conjunto blanquiverde vive un verdadero terremoto en una zona crucial.

Para el choque de la próxima jornada en el Carlos Belmonte, todo apunta a que el titular será Carlos Abad. El jugador, de 23 años, llegó hace unos días en calidad de cedido desde el Tenerife y ya estuvo en el banquillo de El Arcángel en el encuentro que los de Sandoval disputaron contra el Real Oviedo (2-4). El de Santa Cruz jugó su último partido oficial de Liga a finales de diciembre del año pasado defendiendo el marco chicharrero en un 1-1 frente al Cádiz en el Heliodoro Rodríguez.

El caso de Stefanovic es de lo más curioso. Al serbio, de 31 años, le queda uno más de contrato, pero el Córdoba no confía en él. De hecho, le ha hecho saber al futbolista que la intención de la entidad es pactar una salida con él antes del viernes, día en el que se cierra el mercado. Los siete goles encajados en dos partidos -aunque no todos los errores fueron suyos, obviamente- suponen la peor marca de tantos recibidos en un inicio de Liga en toda la historia del club blanquiverde. Stefanovic jugó en la pasada temporada cuatro partidos al principio del campeonato, coincidiendo con la baja de Kieszek por estar en la fase final de la recuperación de una lesión en la mano.

A Pawel Kieszek le aguardan unas horas intensas. El polaco, de 34 años, no está inscrito. Fue renovado antes del 30 de junio, pero el contrato no se firmó hasta después y la Liga le cataloga como nuevo fichaje. Sin embargo, el meta tenía una cláusula que activaba automáticamente su continuidad por un número de partidos. En el Córdoba se entiende que hay argumentos para pelear por la inscripción de un futbolista referencial en en el equipo, ya sea ahora o en el mes de enero. El fichaje de Abad -que lució el dorsal 13, el de Pawel- daba a entender la imposibilidad de contar con el de Varsovia, pero aún puede haber un giro de guion a última hora.

La nómina de porteros se completa con Marcos Lavín, que este próximo domingo cumple 22 años y defendió el marco del filial en la pasada campaña en Segunda B. Formado en la cantera del Real Madrid, pasó por el Logroñés y el Saguntino antes de enrolarse en el B cordobesista. Ha ido a algunas convocatorias con el primer equipo, pero no ha llegado a debutar aún. Y lo tendrá difícil. En la sesión de entrenamiento matinal de este miércoles, el madrileño ha sufrido una lesión en la muñeca y se ha retirado con hielo y evidentes muestras de dolor, según ha avanzado El Día de Córdoba. El alcance de este percance físico, que podria ser un asunto secundario en otras circunstancias, cobra relevancia ante la actual tesitura del Córdoba. Si sale Stefanovic y no puede inscribir a Pawel, el equipo blanquiverde se quedaría con Carlos Abad cómo único portero.

A las doce de la noche del viernes se podrá saber quiénes son los porteros del Córdoba CF para la temporada 18-19 en Segunda División. De los cuatro que trabajan hoy, al menos uno saldrá del club.

Etiquetas
stats