Uno más en la oficina blanquiverde

Luis Muñoz, en la Ciudad Deportiva del Córdoba | CCF

Contar con uno nuevo -o con muchos- en el grupo es una experiencia habitual en las plantillas de los clubes de fútbol en verano. En el Córdoba han recibido a su primer fichaje a cuatro días del inicio de la Liga. Esta mañana, en la Ciudad Deportiva, Luis Muñoz ha conocido a los que serán sus compañeros a partir de ahora. Quizá alguno no esté dentro de poco; también es probable que llegue alguno más. Este rarísimo verano del 18 será inolvidable. No hay ni un solo protagonista -desde el presidente hasta el último jugador- que no exprese su deseo de que llegue ya el campeonato oficial. “Queremos que se hable ya de fútbol”, dejó caer el otro día, en la presentación de las equipaciones, el capitán Javi Lara. Los deseos del montoreño chocan de frente con una realidad muy compleja, con una madeja de líos que se tendrá que desenredar más pronto que tarde. Mientras tanto, los futbolistas cumplen con sus compromisos laborales como si no pasara nada. Aunque pasa mucho.

El defensa, de 21 años y cedido por el Málaga, se incorpora después de haber conocido la Segunda División en las filas del Lugo. Allí jugó una docena de partidos a las órdenes de Francisco, quien fue entrenador blanquiverde de modo efímero -se fue tras despachar un enloquecido mes de julio-. Aqui se encuentra a Sandoval, un entrenador que está tocando todos los resortes emocionales de su desconcertado plantel para colocarle en un estado de activación ante el desafío de la Liga. Todos le conocen ya. Fue el principal artífice del milagro de la salvación y León le volvió a llamar -después de descartarle- cuando el globo de Francisco se pinchó antes de tiempo. “En el Córdoba necesitamos valientes”, argumentó el presidente en una intervención en el programa 'El Pelotazo', de Canal Sur, dejando la puya a un Francisco con el que las relaciones terminaron con un regusto agrio.

¿Cómo puede jugar el Córdoba en su debut ante el Numancia? A día de hoy, la pretensión es tener a 18 inscritos y poder alinear un once competente, en el que la ausencia de delanteros puros tendrá que ser suplida con imaginación. El joven Andresito, que arrastra una sanción de dos partidos de la pasada temporada, no podrá estar disponible. Tampoco Alberto Quiles, que tiene cuatro de castigo -tras la tangana en Lucena ante el Mérida que significó el descenso a Tercera del filial-, aunque el caso del onubense tiene otras aristas. Podría salir cedido a un equipo de Segunda B en breve. Los ensayos se están realizando con una apuesta en ataque por Sasa Jovanovic y Alejandro Alfaro. Más allá de reparar el ataque, el Córdoba trabaja con la incertidumbre sobre la inclusión de Edu Ramos, que aún no ha sido inscrito. Tampoco Bambock. Sandoval maquina remedios de urgencia para montar una formación que sea capaz de “prolongar la magia” de El Arcángel.

Etiquetas
stats