Hablamos de fútbol: sube la tensión en el Camino Carbonell

Jugadores en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO
La plantilla retoma la actividad en una sesión que registró un roce entre Oltra y Florin, que tuvo que ser calmado por algunos compañeros | “El partido en Oviedo no será definitivo, pero sí determinante”, advierte Fidel

En la semana fantástica de los comunicados -el del reparto de dividendos, el de desmentido de operaciones de venta...-, la plantilla de jugadores sigue a lo suyo. El Córdoba insiste en que lo verdaderamente importante está en el campo y allí siguen sucediendo cosas. La principal, que la cuenta atrás para el final del campeonato y la pelea por el play off están generando una alta tensión. En la sesión de hoy se produjo un agrio episodio entre Florin Andone y José Luis Oltra, que recriminó al rumano su comportamiento durante la realización de unos ejercicios. El roce verbal, cuyo nivel amainó por la intervención conciliadora de varios compañeros, dejó un aire turbio en el ambiente en la Ciudad Deportiva. A falta de siete partidos, con una catarata de especulaciones sobre el porvenir del club que no cesarán -más bien parece que será al contrario- con el último comunicado oficial blanquiverde, el equipo de Oltra y el propio técnico valenciano saben la importancia de lo que tienen entre manos y cómo del desenlace final del curso deportivo dependerá -como es ley en el fútbol- el juicio a una gestión global.

En la sesión de hoy no estuvo presente Carlos Caballero, que se tuvo que retirar lesionado en el partido ante el Tenerife y que podría tener complicada su participación en Oviedo, donde tampoco estará -éste por sanción- el pivote Luso Delgado. Xisco, que también tuvo que abandonar el campo en la jornada pasada con un fuerte golpe en las costillas, sí se ejercitó con normalidad junto al resto de sus compañeros en la instalación del Camino Carbonell. El exinternacional Julio Alberto estuvo presenciando la sesión de entrenamiento y se dirigió a los jugadores del Córdoba en los prolegómenos. Al final de la mañana, un grupo de niños polacos de una escuela de fútbol se fotografiaron con los jugadores y sus risas infantiles contribuyeron a destensar una mañana dura.

Para cerrar la jornada laboral, Fidel Chaves compareció ante los periodistas en la tradicional rueda de prensa de los miércoles. “Ha sido un entrenamiento intenso, como todo el año. Al equipo lo veo bien y tenemos ganas de que llegue el domingo”, dijo el onubense, quien reconoció que “el ascenso directo, hay que ser realistas, está muy complicado”, aunque se mostró optimista sobre un futuro play off. “Si lo jugamos con el Oviedo sería bonito y una señal de que los dos lo hemos hecho bien”, aseguró en una mezcla de cortesía y esperanza. Al choque del Tartiere “le damos un porcentaje alto de importancia, por el rival que nos espera” y lo vemos como un partido “no definitivo pero sí bastante determinante, ya que vamos a un campo de un equipo que está en la zona alta de la tabla”.

Etiquetas
stats