¿Qué ha ganado el Córdoba?

Alfaro y Reyes, en el entrenamiento del Córdoba | MADERO CUBERO

Que el olor a nuevo que desprende el Córdoba sea capaz de neutralizar el tufo a podrido que viene acompañando al equipo desde comienzos de temporada es el objetivo único en la entidad, que ha vivido momentos de convulsión extrema. El mercado de invierno se cerró a medianoche con los blanquiverdes como líderes absolutos en el ranking de equipos con más movimientos. Las llegadas -y las salidas-  han ido en proporción directa a la magnitud de la tragedia de un histórico que hace tres años estaba en Primera División y ahora chapotea en el fondo de la tabla para evitar el desplome a la Segunda B.

La entidad formalizó un total de nueve fichajes, una cifra que podría aumentar en los próximos días si quienes se incorporan proceden de las filas del paro. Hasta el último momento estuvo pugnando por la cesión del mediocentro Marc Roca, del Espanyol, en un día de frenesí absoluto que se inició con un peculiar entrenamiento repleto de caras nuevas y derivó en una tarde de trasiego en la sala de prensa de El Arcángel, en la que se presentaron oficialmente siete futbolistas. “Venimos a salvar al Córdoba”, dijeron de manera unánime. El reto es de lo más atractivo. Salvarse con los puntos que actualmente acumula el Córdoba entraría de lleno en el capítulo de las gestas. ¿Serán capaces? Pese a que los números lanzan un inquietante mensaje y los rivales también se han reforzado, el cordobesismo tiende a pensar en positivo. Los cambios siempre generan una expectativa de mejora. Y los milagros existen, porque se han visto. Algunos en Córdoba. “Vamos a dar guerra”, advirtió Luis Oliver, director deportivo del club. El fútbol es así.

Andar sobre seguro

Juanjo Narváez y Aythami Artiles se perfilan como dos referencias. El delantero colombiano de 23 años, cedido por el Real Betis -sin opción de compra, obviamente-, ha actuado en siete partidos en Primera con los verdiblancos y cuenta con cualidades que pueden elevar el nivel de eficiencia en la vanguardia. El Córdoba, hipotecado al acierto de Sergi Guardiola, contará con un recurso de primer nivel. El regreso de Alberto Quiles, después de su paso por el UCAM Murcia, ofrece otra alternativa para Romero a la hora de abrir el arco de opciones en una delantera que ha perdido a Jona Mejía, que se marchó cedido al Cádiz sin haber llegado a mostrar el rendimiento que se le suponía. Del Carranza llega, a préstamo, el joven Eneko Jauregi, fichado por los amarillos al filial de la Real Sociedad.

El central canario Aythami, de 31 años, acumula experiencia y será el nuevo jefe de la retaguardia. Llega a un equipo que es el más vulnerable de la Segunda División, con una cantidad indecente de goles encajados y una colección de pifias que le ha llevado a meterse en problemas muy graves. Las reformas han sido profundas. El portugués Joao Afonso fue descambiado al Vitoria Guimaraes. El central, lentísimo y fallón, no cumplió en su etapa blanquiverde. Tampoco lo hizo Dani Pinillos en su retorno de Inglaterra. Allí volvió, traspaso de por medio, para enrolarse en el Barnsley de la Championship. Aythami, un central puro con empaque, colocación y dotes de mando, tendrá un complicado cometido en el Córdoba.

Fichajes apuesta

Jugadores que llegan desde los banquillos de Segunda, de Segunda B o directamente desde el paro suponen una clara apuesta por parte del Córdoba CF, que ha tenido que pelear en el mercado con un escenario extremadamente complejo. El cambio de propiedad -con todos sus flecos- hizo que se retrasaran operaciones en marcha. La imposibilidad de invertir dinero -el límite salarial estaba sobrepasado- y la poco seductora situación deportiva obstaculizaron bastantes operaciones. Algunas, como la de Fausto Tienza -finalmente al Cádiz-, se frustraron cuando parecían cerradas.

Dos centrales llegan con poco tiempo de juego. El canario Jesús Valentín y el bilbaíno Álex Quintanilla acuden al rescate de una zona devastada. El primero intervino de modo esporádico en el Real Zaragoza, con el que rescindió contrato para incorporarse al Córdoba. El vasco estaba sin equipo tras salir del Mirandés, con el que descendió a la Segunda B la temporada pasada. Se entrenaba en solitario y le falta pulso de competición, aunque como todos sus compañeros se postuló para salir al césped “si el míster lo considera oportuno”.

Dos veteranos, Quim Araujo y Bruno Montelongo, llegaron a última hora. El primero, tras rescindir con un Albacete Balompié en el que su fútbol no tenía cabida. Creativo y buen pasador, se desenvuelve por la zona de ataque y como apoyo a los puntas. El uruguayo, que contribuyó decisivamente a la salvación del Extremadura en Segunda B la temporada pasada, llega a sus 30 años con la idea de ayudar con su experiencia a un club en apuros. Se desenvuelve por la banda derecha. Otros dos compatriotas suyos, Graví y Ghan, irán con destino al filial de Segunda B.

La estrella mediática

A José Antonio Reyes le arroparon un millar de seguidores en El Arcángel cuando se anunció su fichaje. En apenas unos minutos se movilizaron para recibir a un futbolista de nombre y lustroso expediente. Desde que salió del Espanyol no ha competido, aunque se mostró desde su llegada muy comprometido con el reto de “salvar a un club histórico como es el Córdoba”. Con 34 años y una colección de títulos, esta leyenda del Sevilla llega con una forma física mejorable, pero con un talento que puede marcar diferencias en la categoría, especialmente en acciones a balón parado. Llega Reyes por una gestión directa del presidente, Jesús León, con el que mantiene una muy buena relación. Su fichaje ha provocado revuelo mediático y un efecto intimidatorio en los rivales, además de un revulsivo emocional en la afición local. En lo futbolístico está por ver lo que puede aportar, aunque en el cuadro técnico se espera mucho de él.

Los hombres fuertes

El Córdoba tendrá que sostenerse en hombres que ya estaban en la trinchera. Aunque se especuló con su salida, Pawel Kieszek seguirá siendo el número uno bajo los palos de la meta blanquiverde. El polaco, que termina contrato el 30 de junio, figura entre los mejores de la categoría en su puesto y solo la debilidad de la línea defensiva ha afeado sus estadísticas esta temporada. El lateral cordobés Fernández, el polivalente Caro, el carrilero Javi Galán, el mediocentro Edu Ramos y el punta Sergi Guardiola continuarán siendo ejes en la formación cordobesista.

Veteranos como Javi Lara o Alejandro Alfaro serán clave en el sostenimiento anímico del grupo por su condición de capitanes, más allá de una aportación en el césped que está siendo más destacada en el caso del montoreño, un especialista en jugadas de estrategia. Sasa Jovanovic, si le respetan las lesiones, se perfila también como un buen surtidor en ataque.

Un paso adelante para los que se quedan

Sus nombres aparecieron en las quinielas de casi seguras salidas en el mercado invernal, aunque finalmente se quedarán. Y si lo hacen, deberá ser para aportar. Loureiro, Javi Noblejas, Josema o Esteve Monterde tienen una prueba ante sí. El lateral derecho gallego fue entrando en convocatorias y partidos en las últimas semanas, ante la plaga de bajas en la zaga. Ni siquiera ante eso -ni por la venta de Dani Pinillos- tuvo su ocasión Noblejas, cedido por el Rayo Vallecano. Aún no debutó, como tampoco lo hizo en Liga el mediocentro Esteve, que puede tener su porvenir en el filial de Segunda B. En el caso de Josema, la llegada de nuevos jugadores en su misma posición compromete su alineación.

También está por decidir qué papel desempeñarán a partir de ahora jugadores que promocionaron desde el filial, como Víctor Mena, Álvaro Aguado y Waldo. Jorge Romero, perfecto conocedor del conjunto nodriza cordobesista, no ha tenido reparos a la hora de conceder oportunidades a quienes destacaban en el B. Ahora también tendrá más donde elegir. Su posición, a día de hoy, es firme. Luis Oliver, el director deportivo, recalcó en la presentación de nuevos fichajes que la confianza en Romero es real, a pesar de que en un primer momento se barajaron nombres para sustituirle. En cualquier caso, su porvenir dependerá de los resultados que se produzcan. Es la ley del fútbol.

Y esto no se ha terminado... Llega Bambock

El equipo se desplaza a Montecastillo para realizar un stage de tres días antes de abordar el partido ante el Barcelona B. Allí podría llegar algún fichaje más de algún jugador que llegue sin vinculación a ningún club, como ha sucedido en los casos de Bruno Montelongo, Álex Quintanilla o José Antonio Reyes. El Córdoba sigue buscando un lateral izquierdo y un mediocentro. En esta última posición se desenvuelve un nombre que salió a la palestra mediática durante la vertiginosa tarde del último día de febrero. Franck-Yves Bambock, internacional camerunés, nacionalizado francés, salió del Sparta de Rotterdam después de haber pasado antes por la Sociedad Deportiva Huesca y la cantera del París Saint Germain. Es la última pieza para apuntalar un poco más a un Córdoba reconstruido. Esta misma mañana se ha subido al autobús camino de Montecastillo.

Etiquetas
stats