Roberto Ramírez: "El equipo que quiera vencer al Córdoba va a tener que hacer muchas cosas bien"

Roberto Ramírez, técnico del Córdoba Femenino

Pulsado el botón de resetear y vuelta a empezar. El Córdoba Femenino encara una fase que, no por ser inesperada, va a ser más sencilla por su condición de mejor plantilla. Desde el nuevo cuerpo técnico, este es el pensamiento que se quiere quitar de la mente. Después de la salida de Ariel Montenegro por no meter al equipo en la fase de ascenso a Liga Iberdrola, hubo relevo en el banquillo. Una decepción así necesitaba un cambio de rumbo y, sobre todo, regenerar al equipo en el aspecto mental, donde estaba muy ofuscado tras la montaña rusa de sensaciones en los partidos. Para reconducir la situación y asegurar la plaza en Reto Iberdrola llegó Roberto Ramírez, un entrenador con experiencia en fútbol base femenino que quiere lavar la cara al equipo en las próximas 10 jornadas de segunda fase. Después de dos semanas de parón entre fase y fase, m el primer paso lo dará el próximo domingo a las 10 de la mañana ante el CD Femarguín en la ciudad deportiva, donde volverán a jugar partido oficial desde el 24 de octubre ante el Pozoalbense. Así, Roberto Ramírez atiende a CORDÓPOLIS para analizar su llegada al club de su vida y lo que le espera al Córdoba Femenino.

PREGUNTA. ¿Cómo ha trabajado la plantilla en estas semanas sin competición? 

RESPUESTA. Ha sido una semana de ajuste. No competir ha servido para resetear un poco sus mentes y tener una disposición absoluta al cambio que se ha producido. Vienen de una derrota importante que las deja fuera de l playoff de ascenso. Hemos tenido la suerte de no competir y así hemos podido trabajar tanto en el aspecto técnico-táctico como en el físico y el que más me preocupaba, que era el mental. La predisposición ha sido absoluta a mi llegada.

P. ¿Cuál es el objetivo del Córdoba? ¿Cómo se encara una fase de la temporada tan corta? 

R. Nuestro objetivo es mejorar como equipo, que no creo que sea muy difícil. Hay un buen equipo, el objetivo es recuperar a todo el mundo, tanto física como mentalmente y encarar esta segunda parte de la liga con la mayor de las actitudes posibles, que va a ser muy grande. El equipo que quiera vencer al Córdoba va a tener que hacer muchas cosas bien porque es un equipo buen equipo que por ciertos motivos no se dieron los resultados pero con mucha hambre, las chicas quieren resarcirse del mal trago de la primera vuelta.

P. ¿Cuáles serán las claves para esta segunda fase?

R. La clave va a ser el primer partido. Si en el primer partido conseguimos hacer un resultado solvente y contundente, va a haber una subida de moral para todos, no sólo para ellas, sino para nosotros, el cuerpo técnico, a la dirección deportiva. El partido nos va a marcar un poquito, para eso llevamos dos semanas trabajando muy duro para conseguir dejarlo todo atado, que no una mala jugada o una mala decisión arbitral. El primer partido puede marcar mucho el devenir del equipo en esta segunda fase.

P. ¿Cuáles son los puntos en los que cree que debe mejorar su equipo? ¿Probará sistemas que no se han usado durante el primer tramo del curso?

R. El equipo tiene que mejorar en todas las líneas. He visto muchos partidos de la temporada, algunos en directo y otros grabados, y se les achacaba que no hacían goles, pero lleva también un número importante de goles en contra, lleva 20 goles en contra. El juego sin balón es muy importante en el fútbol moderno y muchas veces el equipo se quedaba partido, con las ansias de las chicas de intentar ganar. Eso es una cosa que estamos trabajando, que las líneas estén más juntas y que, sobre todo, jugadoras muy importantes que hay den un paso adelante. Yo se lo he dicho a ellas en la cara. Ninguna de las jugadoras ha estado al nivel que se le espera. Puntualmente alguna ha sacado la cabeza, como Avilés o Yanire, pero en el conjunto nadie ha estado a su nivel. Cuando ellas estén a su nivel, va a influir en el equipo y entonces es cuando vamos a intentar que los resultados vayan hacia arriba. En cuanto a los sistemas, los sistemas de juego no dejan de ser un posicionamiento inicial que luego va evolucionado durante el transcurso del partido. Hay muchos condicionantes. Mi forma de entender el fútbol es ser contundente en las áreas, tanto en la ofensiva como en la defensiva, y también propuestas interesantes de balón. Me gusta el buen trato, llegar por banda, finalizar y, sobre todo, el orden táctico.

P. ¿Cómo de importante será dar más confianza a las jóvenes y recuperar a las más experimentadas que o bien no estaban gozando de minutos o no estaban rindiendo a su nivel real? 

R. Hay que aunar eso, saber bien en qué momentos van a jugar unas, en otros jugarán otras, y los roles que tienen que interpretar en cada momento ciertas jugadoras. Eso es una labor del cuerpo técnico, que somos los que tenemos que ver en qué momentos utilizarlas. Confío en la juventud pero aquí hay jugadoras muy importantes con un currículum terrible que no se han utilizado y no sé muy bien por qué, y ni lo voy a preguntar porque me interesa el futuro, que es este domingo. He visto la actitud y me han querido explicar ciertas cosas: no, no, a mí me lo explicas con el balón y corriendo, porque es a lo que hemos venido. El fútbol se juega con balón, movimientos, espacios, acciones; todo eso es un compendio que tenemos que hacer para estas chicas vuelvan a ilusionarse e ilusionarnos, y por supuesto, a todos los seguidores que tenemos.

P. ¿Es el favorito el Córdoba Femenino para quedar líder del subgrupo? 

R. El favoritismo se demuestra en el campo pero era un equipo concebido para grandes cosas y es un nombre de una capital con muchos habitantes y con un proyecto deportivo detrás con el que levantas expectación. Partido a partido, disfrutando y con la cabeza alta, dejándote el alma en el campo y siempre digo lo mismo: los 90 minutos trabajando y si al final miramos el resultado, el 99'99% de veces va a ser positivo.

P. ¿Ha podido analizar ya a su primer rival, Femarguín? ¿Cómo de importante será empezar esta fase en casa?

R. Para mí ha sido fundamental empezar en casa porque vamos a jugar en la ciudad deportiva y tiene unas dimensiones importantes, los campos estaban bastante cuidados y eso nos favorece al equipo de casa, sobre todo, al que quiere hacer propuestas de juego. Vas a un campo de fuera donde el césped artificial está más deteriorado, el balón está más dividido, y tienes hasta que modificar sistema y alineación. Me interesaba mucho jugar en casa y es lo primero que le preguntaba a mi cuerpo técnico. Sobre el Femarguín, los números dicen que es el último del otro subgrupo pero los números también dicen que tienen a una jugadora que es la segunda máxima goleadora del campeonato, que es Astrid. Tienen el mismo rato de diferencia de goles que nosotros, -5. Tienen que tener estrategias y cosas importantes para haber conseguido ese ratio. Si queremos aspirar a cosas solventes, tienes que ganar en casa.

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2021 - 05:10 h
stats