El Córdoba Femenino, con un mes para preparar la fase de permanencia

Lance de un partido del Córdoba Femenino en Miralbaida.

Comienzan los primeros Juegos del hambre en Reto Iberdrola. Aunque cinco equipos podrán salvarse de las llamas del descenso de división. Mientras para unos el descenso será fruto de que el resto de escuadras contaban con más y mejores armas para el objetivo, otros podrían considerar la pérdida de categoría como una catástrofe y una decepción en todos los ámbitos. El pasado domingo, el Córdoba Femenino se jugó el ser o no ser, el estar tranquilo el resto de la temporada tras asegurar la permanencia o pugnar por una plaza para el mismo fin, aunque parte con más ventaja que sus competidores. Por unas circunstancias o por otras, se metió de lleno en el segundo camino. La derrota en Tenerife ante el Granadilla B relegó a las blanquiverdes al quinto lugar con 17 puntos, hecho que le introduce, en la segunda etapa de la temporada, en un grupo de nueve equipos, de los que media decena salvarán su pellejo en Reto Iberdrola.

Teniendo en cuenta que en el subgrupo B del Grupo Sur se jugaron 16 jornadas en vez de las 14 del subgrupo A, la RFEF dispuso en el sistema competitivo una serie de coeficientes que reducirían al mínimo el agravio comparativo en la siguiente fase. De esta manera, cuatro equipos del subgrupo A y cinco del subgrupo B entrarían en la fase de permanencia, de los que cuatro descenderían a Primera Nacional, y la media de puntos por partido entraría en vigor. Tras hacer los cálculos pertinentes, el Córdoba Femenino sale favorecido, pues es el líder de la fase con 1,21 puntos por encuentro. De su subgrupo le acompañan el Málaga, con 1,14; el Juan Grande, con 1,00; y la FF La Solana, con 0,93. Se convierte así en una noticia positiva para la escuadra cordobesista después del chasco de la última fecha.

Respecto al subgrupo B, aún quedan partidos aplazados de los equipos que entrarán en la misma etapa de la competición que el Córdoba Femenino. El Levante UD B acumula 1,19 puntos, por lo que es segundo en esta fase, mientras que el UD Aldaia valenciano suma 1,00. Por detrás del filial levantinista, está el Joventut Almassora castellonense, que tiene 0,93 puntos pero dos partidos pendientes a causa del coronavirus; situación por la que partiría en puestos de descenso a Primera Nacional. Con un coeficiente de 0,81 pero con todos los choques disputados está el Valencia B, con quien ya se vio las caras el Córdoba en la campaña 2019-20 en Reto Iberdrola. En último lugar se encuentra otro viejo conocido de la Reto Iberdrola para la escuadra cordobesista, pues el CD Femarguín grancanario es colista de subgrupo con 0,73 de media de puntos, aunque también con dos encuentros aplazados por las consecuencias de la pandemia que se jugarán a principios de este mes.

La siguiente fase, en cualquier caso, dará comienzo el tercer fin de semana de marzo, en los días 20 y 21, para los nueve equipos de la zona sur que tendrán el nuevo objetivo de salvar la categoría a toda costa. En el contexto del Córdoba Femenino, el proyecto deportivo no alcanzó las cotas esperadas de luchar por el ascenso a corto plazo y pasó a tener que defender con uñas y dientes su estabilidad y establecimiento en la categoría. Aun así, dado su potencial, lo demostrado en varios momentos del curso y su puntaje acumulado en la siguiente fase, no debería albergar problemas para intentar esa ansiada ronda de ascenso de categoría la temporada que viene. Mientras tanto, viajará por la Comunidad Valenciana y también volará a la isla de Gran Canaria con el fin de restablecerse como conjunto y demostrar de nuevo su capacidad.

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2021 - 05:10 h
stats