Fátima Gálvez denuncia discriminación en un torneo en Málaga

La tiradora baenense Fátima Gálvez, durante una competición | RFEDETO

Fátima Gálvez, tiradora internacional cordobesa, ha denunciado a través de sus redes sociales lo que entiende como un "episodio claro de machismo y discriminación" en una competición que "dice regirse por el reglamento de la Federación Internacional de Tiro". La baenense decidió retirarse en el Grand Prix Costa del Sol, un torneo celebrado este fin de semana en el campo de tiro malagueño de Jarapalo, tras ver cómo era excluida de la final general después de haber terminado en segunda posición dentro de la clasificación conjunta de hombres y mujeres. La organización le hizo saber que podría disputar la final en la categoría de Damas, en la que los premios que reciben los ganadores son sensiblemente inferiores en cuantía. "La escopeta no entiende de género", ha indicado la cordobesa en un escrito divulgado a través de su perfil personal en una red social, en el que expone que el motivo que le dieron los jueces para dejarla fuera de la final general fue "una deliberación posterior" a su participación y "no una norma establecida antes del arranque de la prueba".

"Como mujer practicante de un deporte en el que los hombres son mayoría, no han sido pocas las barreras y prejuicios que he podido encontrar en mi camino", indica Gálvez en su crítico comunicado. En él, explica que "como en tantas y tantas tiradas de este tipo en las que he participado durante años, me inscribí en la categoría de Damas por mi condición de mujer, como es habitual en las competiciones que no son de la Federación Española pero con la idea de optar a la clasificación general, algo que nunca en mi trayectoria ha resultado un problema en un deporte en el que hombres y mujeres competimos en total condición de igualdad, y que además es perfectamente legal".

Según la tiradora baenense, tras terminar la segunda fase de la clasificación general llegó su sorpresa al ver la intervención de algunos tiradores cuyos registros habían sido inferiores a los suyos. "Los jueces deciden dejarme fuera de la final general y me instan a competir en la final de Damas, en la que los premios en juego son mucho menores y en la que el nivel competitivo también desciende, algo que perjudica también a la planificación deportiva programada junto a mi entrenador", expone.

Gálvez denuncia que la "supuesta norma de los jueces que me impedía competir con los mejores de la prueba no aparece especificada en los carteles anunciadores ni fue comunicada en el momento de la inscripción", creándose una situación que nunca antes había vivido en su trayectoria deportiva. "Si por algo se caracteriza el tiro es por ser un deporte en el que la igualdad es total y en el que hombres y mujeres compartimos podios sin problema y hasta con orgullo. Esos son los valores de nuestro deporte y no los que otros intentan imponer", resalta.

Ante ese desagradable escenario, Fátima Gálvez manifiesta que "por mi dignidad y las de mis compañeras", se vio obligada "a renunciar a la competición", de la que se marchó sin participar ni en la final General ni en la final de Damas, y "profundamente decepcionada".

"Siempre fui enemiga de las injusticias y las discriminaciones de este tipo, pero me parece aún más indignante que en pleno 2018, cuando la concienciación contra la discriminación por género está más presente que nunca, se sigan produciendo incidentes como el que me ha tocado vivir", concluye Fátima Gálvez, que tiene en su palmarés dos participaciones con la selección nacional en los Juegos Olímpicos (Londres 2012 y Río de Janeiro 2016), además de títulos de campeona de Europa y del Mundo.

Etiquetas
stats