La escena de la Copa: ¡Dame un abrazo, Felipe!

Los jugadores del Real Madrid celebran el título de campeones de Copa | ACBPhoto
El internacional cordobés Felipe Reyes, capitán del Real Madrid, se fundió con Felipe VI en la entrega del trofeo de campeón de la Copa del Rey de baloncesto

Sus compañeros bailaban abrazados en la pista, con la lluvia de confettis y un enjambre de cámaras y micrófonos contribuyendo a la composición de un retrato de caótica felicidad sobre la pista del Gran Canaria Arena. En el marcador, un 71-77 a favor. En una esquina, desolados, los miembros del archienemigo Barcelona. Derrotados una vez más en una final que desembocó en el segundo título consecutivo de Copa de baloncesto, algo que no sucedía desde hace 29 años. Buenas razones para dejarse llevar por la euforia y protagonizar una de las escenas más curiosas en la final de la Copa del Rey en la que el Real Madrid, por vigésimoquinta vez en su historia, se coronó campeón. “Me salté el protocolo, pero no podía dejar pasar la oportunidad de abrazar al Rey”, explicó después Felipe Reyes. El pívot cordobés recogió el primer título oficial que entrega el nuevo monarca, que sonrió ante el ataque de efusividad del internacional madridista. Los flashes centelleaban ante el abrazo real.

Felipe VI también tenía un motivo de peso para la descarga emocional, por más que el libro de estilo de la realeza le fuerce a tamizar todos los sentimientos por el filtro de la corrección política. El monarca, en su primera comparecencia en una final deportiva bajo su nombre, escuchó los clásicos abucheos al himno en los prolegómenos del partido -desde el sector ocupado por los seguidores del Barcelona- y cánticos de mofa hacia su persona en distintos momentos del partido. Todo eso va en el cargo, como le habrá explicado bien su padre, don Juan Carlos, que ha pasado ya a la segunda línea de la trinchera monárquica. Por eso cuando Reyes le envolvió con sus brazos le correspondió en el gesto.

Felipe Reyes es la una leyenda viva del baloncesto español. El cordobés, que el próximo 16 de marzo cumple 35 años, presenta en su expediente una lustrosa colección de títulos con el Real Madrid y la selección nacional. Los años de experiencia no han mermado, como se pudo comprobar, su capacidad para emocionarse. Su actuación en la final volvió a ser determinante. Pablo Laso le utilizó en el quinteto titular y le dio un sitio en la pista en los momentos clave del partido, que embocó los últimos instantes con un empate a 71. Felipe estuvo certero anotando dos tiros libres. Desde ese momento, el Barcelona no logró ni un punto más y el Madrid terminó victorioso.

“El año pasado perdimos la Liga Endesa y la Euroliga y después en verano, con la selección, tuvimos la decepción del Mundial, por lo que esto es muy importante para mí. Se lo dedico a los aficionados a y mi familia”, dijo ante los medios Felipe Reyes, el cordobés que celebró el título abrazando al Rey de España.

Etiquetas
stats