Cuestión de enfoque

Fernández, en el partido de la primera vuelta ante el Numancia en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Que lo imposible se haya convertido en viable es un asunto que lleva detrás mucho trabajo. En la pizarra, en el césped y en las cabezas de unos futbolistas que hace meses se sentían como desechos. Ahora se miran con orgullo y les miran con temor. En otro tiempo, la visita al campo -presumiblemente helado- del Numancia, el equipo con la defensa más contundente de Segunda -solo 8 goles encajados en 15 partidos en casa-, hubiese llevado a una impúdica exhibición de excusas preventivas. Ya saben. Cuando se dice que un rival “no es de nuestra Liga” es que las cosas van rematadamente mal. De la Liga del Córdoba son todos. En cualquier sitio donde se puedan capturar puntos estará el equipo de Sandoval dispuesto a poner lo que tiene, que a día de hoy es más que suficiente para combatir a cualquier adversario. “Siempre jugando al doscientos por ciento”, volvió a recalcar el técnico de Humanes en las vísperas, tras confesar que el empate en El Arcángel ante el Oviedo les sirvió para “volver a la realidad”.

En la última sesión de entrenamiento en El Arcángel, el equipo recibió la visita de su presidente. Jesús León transmitió su confianza una vez más a un plantel que pelea con la cabeza alzada. En la convocatoria para el duelo en Soria solo hay una novedad: vuelve Javi Galán y se queda en casa Noblejas. Por lo demás, siguen los mismos.

El Córdoba va a lo que va. Su visión del futuro estará condicionada por lo que haga en su rabioso presente inmediato. Las cuentas se rehacen cada semana y es para mejor, después de un balance de cinco jornadas sin perder, con cuatro victorias y un empate. Esa cosecha de 13 puntos sobre 15 posibles -prácticamente lo mismo que hizo en la primera vuelta, que se dice pronto- le ha permitido a situarse a cuatro de la permanencia. Y faltan 30 puntos por jugarse. ¿Es posible? A la vista de la dinámica del equipo, todo apunta a que como mínimo habrá guerra hasta el final. Al menos, ya nadie habla de milagro. El equipo está enfocado en su misión. La cuenta atrás ha comenzado con unas diez últimas jornadas que en Segunda División suelen deparar sorpresas de todo pelaje.

Sandoval los tiene a todos. Falta únicamente Javi Lara, recuperándose de su lesión y con la vista puesta en volver a competir sobre el mes de mayo. Para entonces, la corriente más optimista del cordobesismo sueña con un lujo: que el Córdoba dependa de sí mismo para salvarse. Eso significará tener a cuatro equipos por debajo. De momento, solo hay dos que parecen sentenciados: Lorca y Sevilla Atlético. Por cierto, que ambos deberán desfilar aún por El Arcángel. Ha recuperado el técnico a Javi Galán, que vuelve tras su sanción para ocupar la titularidad en el flanco izquierdo. Habrá que ver que sucede en la derecha, donde están a punto Loureiro y Fernández.

También anda a punto Sasa Jovanovic, un futbolista que maneja un interesante catálogo para alborotar las defensas contrarias. El serbio también podría salir en el once. Reyes, que jugó su primer partido completo después de más de un año, está revelándose como un elemento diferencial. Alfaro tampoco está desentonando y Sandoval aprecia su experiencia en estos momentos. Edu Ramos, en silencio, y Aguza, muy motivado, están llegando a su mejor todo en el momento adecuado. Los planes salen bien y el nivel general se eleva. Hay competencia -para bien- en muchos puestos que hace poco eran un agujero negro. Donde no hay debate es en la portería y el área. Kieszek y Guardiola, principio y fin.

Al Numancia solamente le han hecho ocho goles en Los Pajaritos. En este aspecto es el mejor de toda la categoría. El Córdoba, con Sergi Guardiola en racha y una batería ofensiva variada, acude con fundadas esperanzas de afear esa estadística de los rojillos, que están a dos puntos de la zona que permite jugar las eliminatorias de ascenso a Primera División. Están ahí, sin destacarse demasiado, agazapados buscando la oportunidad y sin pregonarlo mucho. Una actitud clásica en Segunda. Lo del Córdoba es otro palo. Los blanquiverdes sí que tienen su objetivo clarísimo: fijado y cuantificado. “Nos jugamos la vida”, volvió a deslizar Sandoval antes de que la expedición se marchara hacia Soria. Y eso se tiene que notar.

ALINEACIONES PROBABLES

NUMANCIA: Aitor Fernández, Markel, Dani Calvo, Carlos Gutiérrez, Saúl García, Diamanka, Iñigo Pérez, Pablo Valcarce, Pere Milla, Marc Mateu y Guillermo.

CÓRDOBA: Kieszek, Loureiro, Aythami, Quintanilla, Javi Galán, Edu Ramos, Sergio Aguza, Jovanovic, Narváez, Reyes y Sergi Guardiola.

ÁRBITRO: Pulido Santana (Comité Canario).

CAMPO Y HORA: Los Pajaritos (16:00).

Etiquetas
stats