Córdoba 2015: nada volverá a ser como antes

Jugada del Barcelona-Córdoba en el Camp Nou | LOF
La plantilla se va de vacaciones dejando un balance de una victoria en 16 jornadas en Primera | La agria comparecencia de Djukic en Barcelona, reveladora

"Si nos vamos a Segunda, será con guerreros. Aquí van a jugar los que tengan el cuchillo entre los dientes, los que pongan huevos". Las verdades de Djukic salieron a la luz pública. Ése es el perfil del soldado blanquiverde. Así tendrán que ser los que vengan y en eso se tendrán que transformar, por la cuenta que les trae, los que se quedan en una plantilla que durante las vacaciones experimentará una necesaria mutación. De nombres y de actitud para, en definitiva, variar la tendencia de los resultados. Y tendrá que ser de manera inmediata. Djukic escenificó en la sala de prensa del Camp Nou toda la frustración de un profesional que siente la impotencia. "Tengo vergüenza de mí mismo", llegó a soltar, entre el abatimiento y la furia, el técnico balcánico.

Minutos antes ya se despachó en los vestuarios con sus chicos, a los que se les borraría la sonrisa por haber conseguido intercambiar una camiseta con alguno de los rivales que acababan de darles una monumental paliza en el campo. "Nos dijo a nosotros a la cara todo lo que después contó a la prensa", reconoció Deivid, uno de los jugadores que pasó por el desagradable trance de explicar ante los medios qué ocurrió en el Camp Nou. Ese talante endeble y resignado no lo va a tolerar más Djukic, que pretende que después del paréntesis navideño el Córdoba sea un grupo salvaje en el campo. ¿Lo conseguirá? El calendario que le aguarda hasta el final de la primera vuelta -Granada, Rayo y Éibar- es una prueba de primer nivel. Ahí tendrá, sí o sí, que rascar el Córdoba un mínimo de 6-7 puntos para arrancar de otro modo. Y con la actitud de Barcelona, desde luego, a poco podrá aspirar. "De este modo no vamos a ninguna parte. A partir de ahora jugará el que tenga agresividad, aunque no tenga ni puta idea de fútbol, pero con el cuchillo entre los dientes", dijo Djukic. En el Córdoba de 2015 nada volverá a ser como antes. Olvídense del tiki-taka, si es que alguna vez pensaron que podian verlo en El Arcángel. Se avecina una guerra. Empieza la noche de Reyes, ante el Granada.

Es evidente que hay jugadores que no volverán más a Córdoba. El japonés Mike Havenaar y el brasileño Ryder Matos tienen las maletas preparadas desde hace semanas. El nipón, con contrato en vigor por dos temporadas, se desvinculará para regresar a su país y enrolarse en el Yokohama Marinos. Matos, cedido por la Fiorentina, será devuelto para el club italiano haga lo que proceda. En el Córdoba no hay sitio para él. También están en la rampa de salida el lateral derecho Adrián Gunino, Carlos Caballero, López Garai, López Silva y Xisco. Algunos lo pondrán más sencillo que otros para enfilar el camino de salida. Puede que incluso alguno permanezca dentro del grupo. Pero lo van a tener complicado para volver a vestir la blanquiverde en un partido oficial dentro de la batalla por la permanencia. Las llegadas serán inminentes. Un lateral izquierdo, un medio organizador y un delantero son las prioridades de un Córdoba que encara un proceso ya habitual: la mutación invernal. Necesita convertirse en otro.

Etiquetas
Publicado el
21 de diciembre de 2014 - 09:55 h
stats