El Córdoba, en peligro de derrumbe

Imagen de la campaña del Córdoba CF en la que reclama apoyo.

Una señal de peligro por derrumbe y una llamada cargada de dramatismo: “Conduce a tu equipo hacia la victoria. No dejes que se derrumbe”. Se dirige, obviamente, al aficionado. Al que paga su abono en verano o al que acude a los lugares en los que se regalan tickets y viajes en autobús. Lo mismo le da a una directiva que da volantazos sin lograr encauzarse en la vía correcta. El ritual de la crisis se está viviendo a cámara rápida en el Córdoba CF, que en quince jornadas se ha dado cuenta, a pura bofetada de realidad, de que su continuidad en Segunda División está en serio peligro. Las últimas semanas -después del despido de Carrión y el fichaje de Merino- han sido especialmente frustrantes para el cordobesismo, que ahora se encuentra con esto. Nada nuevo.

El domingo, a las 18:00, El Arcángel vivirá otra jornada al límite. La llamada a los hinchas -aderezada por una campaña gratis total de autobuses y entradas para los peñistas- pondrá, seguramente, más público en la obra. Pero la responsabilidad del asunto recae en los actores -jugadores y técnicos- y en los guionistas de esta extraña película, de género inclasificable. Carlos González -el dueño de la sociedad-, Alejandro González -el presidente- y los arquitectos de la plantilla, el director deportivo Álex Gómez Comes y el asesor Cándido Cardoso, permanecen detrás de los cristales tintados del club observando los acontecimientos. En la Ciudad Deportiva del Sevilla estuvieron los dos últimos en representación de un club que vive momentos de extrema dificultad. No ya por la situación clasificatoria -va último- sino por la incapacidad para encontrar soluciones efectivas.

El eslógan de la campaña resulta inquietante. El club admite la situación y la convierte en elemento de marketing para llamar a filas a quienes no es necesario avisar. El cordobesismo -el núcleo real, el de los siete mil fieles que van a donde haga falta- lo tiene bastante claro. Habrá que ver qué efecto tiene reclutar indecisos o provocar un improcedente jolgorio en la grada con entradas gratis cuando el equipo, que es el que puede actuar, se va a pique. El domingo, ante la Cultural Leonesa, la respuesta.

Etiquetas
stats